Ismael Bermúdez sobre la inflación de mayo: “No creo que esto sea un dato para festejar”

El periodista económico habló con El Intransigente y aseguró que el porcentaje difundido por el INDEC continúa siendo "muy alto".
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/06/14/ismael-bermudez-sobre-la-inflacion-de-mayo-no-creo-que-esto-sea-un-dato-para-festejar/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-14T12:16:18-03:00">junio 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-14T16:00:44-03:00">junio 14, 2019</time></a>

El periodista económico Ismael Bermúdez habló con El Intransigente sobre la situación financiera y económica del país después de que, el pasado jueves, el INDEC diera a conocer que la inflación del mes de mayo fue del 3,1%, un poco más de lo que se esperaba. Si bien en el Gobierno festejan que se bajaron algunos niveles con respecto al índice de aumento de abril, el profesionala advierte que todavía siguen siendo porcentajes altos, que no compiten con los números inflacionario alcanzados por demás países.

“Es un porcentaje muy pero muy alto”, aseguró al ser interrogado sobre los datos difundidos por el INDEC. “En los últimos 12 meses tenemos un aumento del 57,3%, con el agravante de que los rubros que más han aumentado son alimentos y bebidas, 64,9%, salud 63,1% y transporte 70,6%. Los que más utilizan los sectores de trabajadores y la gente de menores”, remarcó y recordó que “este 57,3% es la más alta inflación interanual de los últimos 27 años y medio”.

Asimismo, explicó que “llama la atención en el mes de mayo, el fuerte aumento de los lácteos, prácticamente aumentaron entre el 4,9% y el 13% que son el caso de los yogures”. En esa línea, advirtió el fuerte impacto “que tienen los lácteos en los menores”, algo que afectaría más a las “familias de escasos recursos que tienen 1 o 2 o 3 chicos”.

“El otro tema fuerte es el aumento de todo lo vinculado a la harina”, continuó y señaló que “la harina tuvo un incremento del 4,6% en mayo. El arroz blanco 4,9%, el pan de mesa 6,1% y el pan francés 2,9%. Como el precio de la harina siguió subiendo en junio, seguramente tendremos incrementos inclusive mayores en el curso de este mes”. “No creo que esto sea un dato para festejar”, agregó, ante tales resultados.

“Si bien desde el Gobierno, el hecho de que en mayo dio 3,4% y ahora de 3,1%, estén celebrando una baja de 0,3 puntos, lo que es insignificante, vamos a ver ahora junio porque tenemos aumentos también de los combustibles; hemos tenido nuevo aumento del precio del pan, de los alimentos. Por lo tanto, la inflación lejos de ser una batalla ganada, sigue estando muy presente en la vida de todos los argentinos”, estableció.

En esa línea explicó que los productos que más aumentos registraron fueron los de segunda o tercera marcas porque “hay una mayor demanda”. “La gente no puede sostener la compra de los productos de primeras marcas, porque son precios muy altos y ha habido una caída del poder adquisitivo de los salarios y las jubilaciones muy fuerte. Entonces, la demanda se ha desplazado allí y, si bien son productos más baratos, evidentemente ante esa mayor demanda han respondido con un aumento de los precios”.

Al ser interrogado sobre el FMI, desde donde aseguraron que ya se veían señales de la salida de la recesión, el periodista resaltó que “es lógico que el pida la contundida del programa económico porque ellos son los sostenedores. Inclusive los que han diseñado este plan económico. Ahora, ellos lo que tienen que explicar es por qué estando con políticas económicas recomendadas y monitoreadas y ejecutadas de hace varios, varios meses estamos con este nivel de caída del consumo, con este nivel de caída de la inversión y con este nivel de inflación”.

Insistiendo en que 3,1% continúa siendo un porcentaje muy alto, recordó que “este 3,1% en otros lugares del mundo es la inflación de todo el año y acá estamos festejando que en un solo mes haya llegado a 3,1%”. Al ser interrogado sobre cuándo bajaría la inflación, Bermúdez detalló que “si el mes que viene da 2,9% uno podrá decir bajo la inflación, pero bajar significa llevarlo a niveles internacionales. Hoy por hoy, como está la situación, yo no veo en lo inmediato que la Argentina pueda tener niveles inflacionarios de los niveles internacionales”.