En el Conurbano aumentó la brecha de género en el trabajo

El 38,3% de las mujeres hacen doble jornada.

El 12,9% de las mujeres está desocupadas ante el 7,4 de los hombres.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/06/30/en-el-conurbano-aumento-la-brecha-de-genero-en-el-trabajo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-30T10:21:25-03:00">junio 30, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-02T09:13:49-03:00">julio 2, 2019</time></a>

Al igual que sucede a nivel país, donde las estadísticas sobre la diferencia de género en relación al mercado laboral son alarmantes, el Conurbano bonaerense registra una marcada brecha de género en los trabajos: la desocupación entre las mujeres alcanza el 12,9% mientras que en los hombres, un 7,4. A su vez, las labores no remuneradas son llevadas a cabo en un 90% por ellas.

Los preocupantes datos se desprenden del informe recientemente realizado por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), en colaboración con la Defensoría de la provincia de Buenos Aires, que concluyó que “las mujeres del Conurbano tienen menor tasa de actividad que sus pares varones y también menor tasa de actividad que la que tienen en promedio las mujeres a nivel país”.

A nivel nacional, el 11,9% de las mujeres están desocupadas y los hombres, el 7%. Esas cifras se profundizan aún más en la conurbación de la provincia de Buenos Aires, donde las mayores que no cuentan con trabajos ascienden al 12,9%. En tanto a la tasa de empleo, es decir, el porcentaje de la población ocupada respecto del total en esta región, la brecha también es inquietante: en el marco nacional, ellas obtienen el 44,2% y en el Conurbano, el 41%.

“Las mujeres enfrentan mayores dificultades que sus pares varones residentes en el mismo aglomerado y las tasas de actividad son menores”, agregó el estudio especializado. Con respecto a esta última variable que hace mención, la diferencia a favor de los hombres es 1,7 veces mayor entre los 18 y los 34 años, 1,5 entre los 35 y los 59 años y 2,2 desde los 60 años en adelante.

En tanto al trabajo no remunerado, que está vinculado con las tareas del mantenimiento de la casa, el cuidado de los niños y los adultos mayores, sí cuenta con la fuerte presencia de ellas: el 86,3% es realizado por mujeres a nivel país, mientras que el 90,8% lo hacen en el Conurbano. Es decir, prácticamente el doble que ellos. Un 38,3% de mujeres, siendo el 44,2% la tasa de empleo, hacen doble jornada, es decir, trabajan afuera y en el hogar.

“Si se suma la carga de trabajo remunerado y no remunerado, las mujeres trabajan más, limitando así su tiempo de ocio y su autonomía económica”, enfatizó el informe. Esto, lógicamente, tendrá un efecto en el bienestar psicológico: el 10,6% que solo trabajan en el mercado laboral padecen malestar psicológico, asciende al 27,8% en quienes operan en el sector no remunerado y a un 24,4% en las que tienen doble jornada.

De esta manera, en líneas generales, el 25,5% de las mujeres presentan malestar psicológico, ante el 17,2% de los varones. La diferencia continúa en el déficit de felicidad y en el déficit de proyectos, en los que la disimilitud está marcada por un 2,3 y 1,8%, respectivamente. “El último informe sobre el desarrollo humano y la integración social indica que las mujeres perciben de peor modo su bienestar”, cerró la investigación.