“Deberían dictar la emergencia farmacéutica y garantizar que los medicamentos lleguen a la gente”

Marcelo Peralta, dirigente del SAFYB, dialogó con El Intransigente y le transmitió su preocupación.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/08/15/deberian-dictar-la-emergencia-farmaceutica-y-garantizar-que-los-medicamentos-lleguen-a-la-gente/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-15T16:14:03-03:00">agosto 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-15T16:14:04-03:00">agosto 15, 2019</time></a>

La turbulencia económica que vive el país estos últimos días, afecta directamente a diversos sectores de la sociedad. El de los medicamentos no es la excepción y por esta razón, El Intransigente dialogó con Marcelo Peretta, secretario general del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB), para que nos esboce su visión de cómo afecta a este sector.

“La suba del dólar impactó con aumentos desmedidos, con promedios del 15% y picos de 35% de aumentos en algunos de los medicamentos que hemos relevado y con mucha preocupación, porque no solamente aumenta el precio, sino que aumentan los faltantes de las 20 mil presentaciones farmacéuticas que hay en el país. Normalmente faltan 4%, hoy estamos en el 15% de faltas, o sea que no está disponible el medicamento. ¿Qué quiere decir eso? que la industria farmacéutica está pisando el medicamento porque no tiene precio, no lo quiere vender hasta que no esté definido el dólar“, indicó

En cuanto al impacto a largo plazo, el dirigente explicó que existen diferentes problemas. “Dos problemas vemos nosotros, directamente vinculado a la salud. La actividad nuestra está tan deteriorada que es taxativo seguir hablando del cierre de farmacias, más partidas de fuentes laborales, es más, quiebres o tratamiento preventivos de crisis farmacéuticos en la propia industria también se está perjudicando. Hay que seguir hablando de la salud de la gente, una persona que no puede iniciar su tratamiento porque su medicamento no está disponible. O lo más grave que estamos viendo ahora con los reactivos para hacer análisis clínicos, vos vas al bioquímico y te saca sangre, pero el estudio bioquímico tuyo no se te hace en el acto y el resultado está en dos o tres días“, detalló el bioquímico.

“Osea que esto afecta directamente el cuadro de la salud tanto pública o privada. Ante el hecho de tener un dólar tan desbocado, es importante que el secretario de salud intervenga, o para definir un orden especial para salud, o para decir que va a hacer con estos faltantes que perjudican la salud de la gente. Sino hay que dictar una emergencia sanitaria o una emergencia farmacéutica por lo que te acabo de decir”, agregó.

Luego explicó en qué consistiría esta emergencia farmacéutica: “Sería disponer de medidas excepcionales, como que el laboratorio no pueda retener medicamentos y tenga que ponerlos a disposición porque afectan la salud de la gente. También disponer de partidas esenciales para adelantar el pago de un determinado producto que es para la vida, garantizar el ingreso al país de reactivos que son esenciales para hacer un diagnóstico médico, intervenir en lo que hoy son procedimientos habituales que hace el importador de productos médicos o farmacéuticos“.

Para el funcionario, con intervención del Estado, esta situación es totalmente evitable. “Lo que pasa que hay que tener una decisión política para eso y este Gobierno hoy tiene otros problema que es contener el dólar, ver como se recupera de este golpe electoral, ver como se pone competitivo. Yo descarto que se ponga a intervenir, primero porque nunca creyó en la intervención ni las regulaciones en el ámbito de la salud, mucho menos lo va a hacer ahora, salvo que pase algo grande, tome difusión e intervenga”, precisó.

Por último, Peretta brindó su visión respecto a lo que puede llegar a suceder de aquí a octubre con los medicamentos. “Es especial el perjuicio en la economía, es el mismo espiral de perjuicio en la salud de la gente, en la afectación dentro del sector, así como en las pymes que van a seguir cerrado y también van a seguir cerrando farmacias. Acá hay que dictar la emergencia alimentaria y la emergencia farmacéutica. La emergencia alimentaria para asegurar que a la harina, los molineros la entreguen a precio razonable para que los panaderos puedan hacer el pan, y la emergencia farmacéutica, para que esté disponible a través de los laboratorios privados y garantizar que los medicamos o los reactivos químicos estén“, cerró.