El BCRA le puso un cepo a los bancos

Deberán pedirle permiso a la máxima entidad monetaria para girar ganancias al exterior.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/08/30/el-bcra-le-puso-un-cepo-a-los-bancos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-30T18:03:15-03:00">agosto 30, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-30T18:39:14-03:00">agosto 30, 2019</time></a>

Hace instantes el Banco Central de la República Argentina (BCRA) emitió un comunicado oficial en el que informa acerca del establecimiento de una especie de cepo, es decir, un control sobre las entidades bancarias. Esto significa que deberán informarle al organismo que dirige Guido Sandleris antes de girar ganancias al exterior.

Fuente: Banco Central de la República Argentina

Esta decisión llegó en el marco de una mayor incertidumbre financiera sumada a la imparable tendencia alcista del dólar y la disparada del índice riesgo país. Bajo el título “Distribución de resultados de entidades financieras. Autorización previa del BCRA”, el documento fue dirigido a las bancos para que se anoticiaran acerca de esta iniciativa.

“Disponer, con vigencia 30.8.19, que las entidades financieras deberán contar con la autorización previa del Banco Central de la República Argentina para la distribución de sus resultados”, es lo que reza el escueto comunicado. No obstante, se agrega más información disponible en la web del propio BCRA.

Se añadió que en el proceso de autorización, “la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias tendrá en cuenta, entre otros elementos, los potenciales efectos de la aplicación de las normas internacionales de contabilidad según Comunicación “A” 6430 y de la reexpresión de estados financieros prevista por la Comunicación “A” 6651”.

Según trascendió, el objetivo del Banco Central pasa por disponer de los dólares que están en poder de las entidades financieras con el fin de cumplir sin inconvenientes con los retiros de los depósitos realizados por los ahorristas. En este sentido, el BCRA coloca esta meta por encima del giro de la moneda extranjera al exterior.

Esto significa que las firmas internacionales que poseen sus sucursales en Argentina se verán afectadas debido a que antes de enviar sus utilidades a sus respectivas casas matrices deberán contar con el visto bueno del Banco Central. Pero además, también los bancos nacionales cuyas acciones cotizan en el exterior se perjudicarán ya que pagan dividendos.

Fuentes cercanas al BCRA dijeron que esta normativa “solo corresponde a las entidades financieras, no otro tipo de empresa” intentando despejar dudas al respecto al tiempo que señalaron que “en momentos de mayor incertidumbre, buscamos que la liquidez del sistema sea mayor para evitar cualquier tipo de falta de dinero”.