“Hay que hablar de nueva visión en materia laboral”

Así lo estableció el presidente de la Copla y vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, quien destacó que la educación en Argentina se quedó en la segunda revolución industrial.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/09/09/hay-que-hablar-de-nueva-vision-en-materia-laboral/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-09T10:38:03-03:00">septiembre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-09T10:38:04-03:00">septiembre 9, 2019</time></a>

El presidente de la Copal y vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, se refirió al la actualidad nacional del sector industrial y adelantó que desde la UIA se le presentará a cada candidato presidencial una propuesta productiva para ayudar al país a salir de la crisis económica iniciada en abril de este año. En esa línea, señaló la necesidad de medidas a largo plazo, que no sean alteradas con el cambio de los gobiernos, y de una actuliazación del modelo laboral.

“El día de la industria se terminó de definir en el consejo federal las propuestas elaboradas por los departamentos técnicos y discutida por el comité ejecutivo y el presidente Acevedo la va a someter a los candidatos que compiten en las elecciones del 27 de octubre “, confirmó Funes de Rioja en diálogo con CNN Radio. “Argentina tiene una producción primaria altamente competitiva”, advirtió, al ser interrogado sobre la idea tratada en la propuesta.

“El sector que me toca representar a mi, que es la industria de alimentos y bebidas, es un sector con volumen de exportaciones que llegó en el año 2011 a 30 mil millones de dólares a alimentos industrializados con una exportación de poco mas de 1500 millones de dólares con una balanza comercial altamente favorable”, explicó y añadió: “La idea es que muchos de los sectores con estabilidad macro económica y con  políticas de claramente definan el objetivo de caracterización de valor como meta, puedan ser competitivo externamente porque la internacionalización de la economía requiere eso”.

“El punto fundamental es que desde la industria lo que se es que abordan las crisis recurrentes y marchas y contra marchas en definiciones de política económica que han dado a través de los años, los que impiden ese salto cualitativo que hoy aparece como indispensable”, señaló. “Lo ideal seria pensar, definir las cosas en forma conjunta pero eso le corresponde a la política hacerlo. En primer lugar, estoy convencido de que faltan políticas de estado. Tiene que haber un marco compartido por las fuerzas políticas, que quite esta falta de previsibilidad que tiene nuestra economía”, remarcó.

“Todo los países democráticos del mundo de desarrollo industrial no tiene en cada elección saltos o riesgos pendulares, sino tiene definiciones estratégicas”, comparó y señaló que “lo deseable es que se plasmen en políticas de estados, que vayan más allá de los mandatos, independientemente después de los estos o las definiciones propias de cada gobierno que no afecten esos principios. Que se conviertan en intangibles, eso le da una perspectiva de largo plazo, eso permite hacer previsible la producción, la inversión y el crecimiento y con ello la creación de empresas y empleo”.

“Hemos invitado a los tres candidatos del Consejo Interamericano de Producción donde están también el grupo de 6 en su conjunto pero cada entidad aparte, para sus cuestiones sectoriales, va a hablar en este periodo con los candidatos”, reconoció. Por otro lado, al referirse a la reforma laboral, expuso que “hay que hablar de nueva visión en materia laboral, estamos en pleno auge de la industria 4.0 hacia ahí estamos convencidos que vamos a ir, lo hemos discutido a esto ya desde el G20 Alemania y el G20 Argentina, creemos que una industria 4.0 requiere una transformación educativa muy sustantiva”.

Tras postular la educación dual de Alemania como un buen modelo, Funes de Rioja estableció que “no podemos responder con los mismos argumentos que frente a la primera o segunda revolución industrial que ahí se quedó nuestro sistema educativo y parte de las instituciones laborales, pero eso tiene que ser producto del dialogo social, de la construcción inteligente que no es en desmedro al derecho, en función de necesidades y competitividad”, concluyó.