“La gente se ha tranquilizado y los retiros de depósitos en dólares son enormemente inferiores”

Así lo confirmó Willy Kohan en su nueva columna de economía. Además, señaló que la mayor incógnita es si el FMI posterga o no el desembolso.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/09/10/la-gente-se-ha-tranquilizado-y-los-retiros-de-depositos-en-dolares-son-enormemente-inferiores/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-10T11:00:09-03:00">septiembre 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-10T11:00:11-03:00">septiembre 10, 2019</time></a>

Como todos los días, Willy Kohan emitió su habitual columna de economía, en el programa de Marcelo Longobardi Cada Mañana por radio Mitre. Al analizar la realidad económica actual de Argentina, Kohan destacó que se logró tranquilizar a al gente, quien ya no está sacando su dinero de los bancos, pero que la principal incógnita ahora es si el Fondo Monetario Internacional (FMI) cumplirá con el desembolso en octubre o esperará al posible cambio de gobierno.

“El presidente Macri organizando el viaje a Nueva York, el ministro Lacunza organizando el viaje a Washington y por supuesto todos atrás del desembolso que queda del FMI que en principio va a ser difícil que llegue antes del 27 de octubre”, señaló y añadió que “tiene bilaterales confirmadas con Trump y el presidente de China, va a estar en el medio de una controversia que parecería que la política exterior de argentina va a encaminarse al clásico YO argentino, ni de un lado ni del otro”.

“La gran incógnita es si finalmente el FMI va a desembolsar los fondos en esta administración o si va a esperar al cambio de gobierno y a la re negociación que vendrá con las nuevas autoridades”, remarcó y agregó: “Hay quienes suponen que si el FMI ponen los dólares, eventualmente, el Gobierno va a poder terminar su mandato sin dejar cuentas pendientes de deudas de corto plazo, sobre todo las letes en dólares que quedarían para pagar en la próxima administración”.

“Lo concreto es que el cambio financiero sigue en la era de la regulación con el dólar regulado y prácticamente congelado, ayer termina a 56 pesos en el mayoristas y a 57 el billete en banco nacional un poquito mas caro en la casa de cambio, sin intervención”, continuó su análisis. En esa línea, resaltó que “hay quienes están observando que desde la banca oficial, incluso desde el ANSES, también se está operando para que la brecha entre el dólar regulado y el alternativo no sea tan grande y ahí en alguna medida eso tiene que ver con el precio de los bonos. Hay mucha demanda de los bonos argentinos para hacer el contado con liquidación y eso sube el precio del contado con liquidación”.

Por otro lado, Kohan señaló que “se ha confirmado que, efectivamente, la gente se ha tranquilizado y los retiros de depósitos en dólares son enormemente inferiores que los que habíamos visto al principio dela crisis y eso se puede medir te diría con la cantidad de billetes, dólares físicos que piden los bancos al Banco Central”. “Ayer apenas los bancos pidieron menos de 2 millones de dólares, y para hoy a unos 30 millones. Quiere decir que estamos 10 veces menos de los que los bancos le estaban pudiendo al banco central la semana pasada”, detalló.

“Por el otro lado en la economía real parecería que todavía está verde el bono que la CGT quiere que sea obligatorio para el sector privado, los 5 mil pesos que está pidiendo la CGT para el sector privado”, destacó y opinó que “el Estado no debería meterse en un acuerdo entre privados, porque incluso si una empresa quiere dar el aumento si se hace obligatorio se pierde la propia voluntad de la empresa o el acuerdo entre empresarios y trabajadores para poner ese aumento”.

Así, adelantó que “mañana va a haber una reunión de la AUI y de la CGT con Alberto, esto va a ser en Tucumán, vemos si a través del presidente de la AUI y el titular de la CGT aprovechando a la situación política de Alberto pueda haber algún anuncio en este sentido”. “Eso es Argentina en la era del default. Una Argentina sin crédito y con los controles de cambio”, concluyó, al referirse al fin del crédito en dólares para las Pymes.