¿Queda algún 0KM por debajo del medio millón de pesos?

Tras los ajustes de agosto y septiembre, no hay modelos menores a 500.000 pesos.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/09/12/queda-algun-0km-por-debajo-del-medio-millon-de-pesos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-12T07:10:53-03:00">septiembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-12T07:10:54-03:00">septiembre 12, 2019</time></a>

Cambia, todo cambia. El sector automotriz deambula por una de las crisis más agudas desde que se tenga memoria producto de las condiciones económicas de la Argentina y la cotización del dólar, que hizo que el fuerte incremento de los precios alejara lo más posible a un virtual interesado en un auto cero kilómetro.

Para tomar conciencia, desde la fuerte devaluación de fines de abril del 2018, los valores de los 0KM comenzaron una carrera contra el tipo de cambio que los llevó a ajustar sus precios en alrededor del 100%. Este año, el escenario no cambió porque tras las PASO -también en agosto- la moneda estadounidense saltó por las nubes generando otra disparada.

Ante esto, todas las marcas ajustaron sus precios en sintonía con la nueva realidad cambiaria en agosto y nuevamente ahora en septiembre. Ante esto, se produjo un quiebre en todo el mercado: ya no quedan unidades 0KM valuadas en menos de 500.000 pesos, incluso si contamos los modelos con bonificaciones de todo tipo que hace un mes explotaron en todos los medios.

Además, los planes de ahorro que casi no gozan de ninguna bonificación en comparación con la compra de contado o en cuotas, la situación es peor porque el auto más accesible del mercado por estos días es el Renault Kwid con un precio de $599.700. A esto, claro, hay que agregarle costos despampanantes: patentamiento, impuestos y flete. Los clásicos modelos más baratos también son el Fiat Moby o el Nissan March, o el Chery QQ que, con descuentos incluidos, superan el medio millón.

Malas noticias

Las automotrices argentinas constituyen uno de los sectores más afectados por la crisis económica desatada por la devaluación que provocó la corrida cambiaria post PASO. Es que las elecciones del pasado 11 de agosto generó una incertidumbre inusitada en los inversores y mercados internacionales tras conocerse la derrota de Mauricio Macri.

En este mes culmina con un cierre marcado por una caída del 32% en los patentamientos de  autos debido al impacto generado por la devaluación producida luego de que se conocieran los resultados de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. Sin embargo, esta no es la peor noticia que recibieron en estos días.

Es que la decisión que más afectará a las automotrices consiste en el levantamiento del plan de  descuentos que había dispuesto el Gobierno Nacional a partir del mes de junio y que finaliza en el día de hoy, última jornada de operaciones de agosto. La información fue recibida por estas horas en las distintas concesionarias del país.

“Siempre está la posibilidad de reflotarlo pero, en este contexto, parece imposible. Septiembre comienza sin plan oficial de descuentos”, comunicaron desde una terminal. Desde la administración nacional se había convenido con este sector comunicarles si se prorrogaría el plan pero la respuesta finalmente no llegó.

De esta manera, septiembre no comenzará con los conocidos incentivos oficiales. En ese marco, la situación se agrava si se considera que el Gobierno no abonó aún la parte de los subsidios que corresponden a los meses de junio, julio y agosto, período de tiempo en el que estuvo vigente esta política de incentivos.