Wall Street creció animada por el Banco Central Europeo y un mejor horizonte comercial

La Bolsa de Nueva York se vio beneficiada por varios factores externos.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/09/13/wall-street-crecio-animada-por-el-banco-central-europeo-y-un-mejor-horizonte-comercial/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-13T06:25:15-03:00">septiembre 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-13T06:25:16-03:00">septiembre 13, 2019</time></a>

Wall Street aumentó este jueves después de que el Banco Central Europeo (BCE) anunciara nuevos estímulos económicos y que el mercado asimilara mejoras en las alarmantes relaciones comerciales entre Estados Unidos y China. El índice industrial Dow Jones se alzó por séptima jornada consecutiva al obtener un 0,17% y cerrar en 27.182,45 puntos, mientras que el Nasdaq, de valores tecnológicos, se incrementó un 0,30% a 8.194,87 unidades y el S&P 500 creció un 0,29% hasta los 3.009,57 puntos.

“El mercado quedó satisfecho por los esfuerzos del BCE para apuntalar a la economía europea y eso eleva las expectativas de que la FED siga ese rumbo y reduzca las tasas estadounidenses de interés. Pero también los inversores quedaron animados por una nueva señal de distensión en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, cuando en pocas semanas ambas partes volverán a negociar a alto nivel”, analizaron los voceros de la Bolsa de Nueva York.

Wall Street había crecido este miércoles estimulada por la decisión de China de eximir de aranceles suplementarios a distintos productos de Estados Unidos. Esa resolución de Pekín, junto con el incremento del rendimiento de los bonos del país norteamericano, colaboró con elevar las acciones tras dos sesiones poco relevantes. El índice industrial Dow Jones se alzó ese día un 0,85% hasta 27.137,04 puntos, el Nasdaq, de valores tecnológicos, se adelantó un 1,06% a 8.169,68 y el S&P 500 obtuvo un 0,72% y se posicionó en las 3.000,93 unidades.  

“El mercado mostró un cambio de ánimo reflejado en la estabilización del mercado de obligaciones, el repliegue de los precios de materias primas y el alza de las acciones. Los valores tuvieron lo mejor de los dos mundos. Los temores de recesión se alejan por cuanto la economía, sin estar en plena forma, sigue siendo sólida”, destacó Karl Haeling, de la compañía LBBW.

La Bolsa de Nueva York había terminado este martes con una suba en el índice Dow Jones de acciones industriales, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq tuvieron cierres casi neutros. El Dow Jones de Industriales aumentó ese día un 0,28% y culminó en 26.909,43 puntos, mientras que el índice Standard & Poor’s 500 se alzó un 0,03 % y quedó en 2.979,39 unidades. Además el Nasdaq, en el que cotizan las principales compañías tecnológicas, perdió un 0,04 por ciento.

La Bolsa neoyorquina había finalizado este lunes con pocas modificaciones en una suerte de pausa después de dos buenas semanas y a la espera de datos económicos fundamentales. El índice industrial Dow Jones aumentó esa sesión un 0,14% a 26.835,51 puntos, mientras que el Nasdaq, de valores tecnológicos, retrocedió un 0,19% a 8.087,44 unidades. Además, el S&P 500 cedió un 0,01% hasta cerrar en los 2.870,43 puntos.

“Tras las ganancias de las últimas semanas, los inversores adoptaron una posición de esperar y ver. La agenda de la semana incluye informes sobre las ventas minoristas de agosto y los precios del consumo. Además, se espera que el Banco Central Europeo anuncie medidas de estímulos económicos. Todas esas noticias llegarán sobre el fin de la semana por lo que hasta entonces los inversores tendrán pocas señales económicas”, remarcó Art Hogan, de la empresa National Securities.