El petróleo tuvo una potente baja tras un lunes que marcó recórds históricos en sus precios

El oro negro se estabilizó un poco luego de los ataques contra dos instalaciones petroleras sauditas.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/09/18/el-petroleo-tuvo-una-potente-baja-tras-un-lunes-que-marco-records-historicos-en-sus-precios/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-18T06:36:42-03:00">septiembre 18, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-18T06:36:43-03:00">septiembre 18, 2019</time></a>

Los precios del petróleo tuvieron una potente caída este martes, apenas una jornada luego de haber aumentado más del 14% por los ataques de este fin de semana contra dos instalaciones petroleras de Arabia Saudita. En el mercado de Nueva York el barril de WTI para entrega en octubre cedió 3,56 dólares y finalizó en USD 59,34 con un baja del 5,7 por ciento, mientras que en Londres el barril de Brent, para noviembre, se contrajo un 6,5% hasta los USD 64,55.

“En otras palabras, los sauditas están diciendo que continuarán ofreciendo el mismo volumen de petróleo en el mercado que antes, ya sea por su producción o por el uso de sus reservas”, analizó Kyle Cooper, de la compañía Ion Energy. “Eso parece un poco sorprendente en la medida en que deberán fabricar piezas que reemplacen a las dañadas”, aseguró el experto.

“Pero ellos tienen mucho que perder si cumplen su palabra de incorporar al mercado bursátil a su petrolera Aramco. Probablemente evaluaron cuidadosamente las perspectivas antes de pronunciarse. Tras el cierre de los mercados, un alto dirigente saudita manifestó que la gigantesca petrolera estatal Aramco mantiene sus planes de cotizar en bolsa”, detalló Cooper.

Los Gobiernos más importantes del mundo intentaron este lunes apaciguar el miedo a la escasez del oro negro luego de los ataques a instalaciones petroleras sauditas, aunque no pudieron evitar que se dispararan los precios del crudo. El barril de Brent para entrega en noviembre se elevó ese día en el mercado de Londres un 14,6%, su mayor incremento diario desde que se llevan registros, y cerró en 69,02 dólares. Mientras que en el mercado de Nueva York, el barril de WTI en los contratos para octubre se alzó un 14,7% hasta los 62,90 dólares.

La disparada de los valores fue consecuencia de las dos brutales arremetidas, una contra la mayor refinería del planeta y otra sobre un campo petrolero. Esas embestidas pueden recortar a la mitad la producción saudita (5,7 millones de barriles por día), hecho que significa casi el 6% de la producción global. Más allá de una eventual reducción de la oferta, ambos ataques recrudecieron también el temor a una inminente suba de las tensiones militares entre Washington y Teherán.

En medio del aparente apaciguamiento de las tensiones entre Estados Unidos e Irán, el crudo había culminado el viernes en baja debido a que el mercado se mostró preocupado por el exceso de oferta. El barril de Brent para entrega en noviembre bajó esa jornada un 0,3% a 60,22 dólares en el mercado de Londres, mientras que en el de Nueva York perdió un 0,4% a 54,85 dólares. En el balance de la semana, el Brent cedió un 2,1% y el WTI se contrajo un 3 por ciento.

“El temor a una oferta excedente ganó terreno con el trasfondo de persistente inquietud sobre las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos, el Brexit y las sanciones estadounidenses a las exportadoras petroleras de Irán. El oro negro también operó lastrado por la decisión de la OPEP y sus aliados de realizar recortes suplementarios de producción”, sostuvo Robbie Fraser, de la firma Schneider Electric.