La imposibilidad de pagar el bono provoca incomodidad del empleador con el empleado

El Intransigente dialogó con Vicente Lourenzo para que analice el presente de las pymes argentinas.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/10/01/la-imposibilidad-de-pagar-el-bono-provoca-incomodidad-del-empleador-con-el-empleado/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-01T16:09:09-03:00">octubre 1, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-01T16:09:10-03:00">octubre 1, 2019</time></a>

Mientras el presidente Mauricio Macri anuncia una serie de medidas para solventar la economía en estos tiempos de crisis, las empresas le reclaman al Gobierno políticas de sustento del sector, al menos, hasta fin de año por el fuerte golpe que vienen sufriendo. En este sentido, El Intransigente dialogó con Vicente Lourenzo, Consultor de Empresas Pyme, para que explique la caída de más del 6% que padeció la producción.

“Esto reconfirma el estado de desaceleración y caída de la actividad que venimos padeciendo debido a las distintas razones que son de conocimiento público. Por una lado, la devaluación producto del resultado de las PASO y, por otro, la incertidumbre generada a nivel financiero. Realmente es una consecuencia de todos estos factores“, aseguró.

Ante esta conflictiva situación, advirtió que a algunas empresas se les complicará pagar el bono anunciado por el Gobierno. “La realidad es que hay una imposibilidad concreta de pagar el bono porque si uno no recauda, no hay forma de pagarlo. Esta imposibilidad se traduce en una incomodidad del empleador con el empleado, el empleado dice que hay un Gobierno que dice que ‘vos me tenés que dar un bono'”, especificó.

“Es una cosa de locos, porque el Gobierno debería disponer de los fondos públicos y no de los fondos privados. Del otro lado, hay un empleador que te dice ‘mirá vos sos el principal testigo porque hasta ahora vendimos muy poco, hay poca actividad, de donde querés que saque el bono’. Entonces creo que esa incomodidad que se produce no debería realizarse”, expresó.

En esta misma línea, insistió en que la crisis golpeó de manera proporcional al sector y eso imposibilita que todas las empresas puedan solventar esta media. “El tema del bono debería ser una sugerencia no una imposición mediante decreto. No todas las pymes podrán pagarlo”, advirtió diferenciando aquellas empresas que se beneficiaron de las que no.

“Hay algunas pymes que están en sectores favorecidos de exportaciones, como de elaboraciones originales donde hoy siguen teniendo una alta demanda de actividad y que les va a permitir pagar el bono porque están vendiendo. Pero hay otras pymes del rubro marroquinería, servicios, cueros, zapatería y textil que no están vendiendo nada y mucho menos para recaudar extra como para pagar un bono”, precisó.

Por último, Lourenzo analizó cuál es el panorama que se espera suceda hasta fin de año. “Lo que veo es que aquella pyme que tenga algún tipo de respaldo o reservas espera mantenerse para ver si hay un cambio de rumbo o de actividad, que haga que pueda vender más y empezar a reactivarse. Aquella pyme que no tenga esa reserva, ni ese capital para seguir manteniendo la empresa, va a tener que cerrar. El desempleo aumentó y la cantidad de empresas pymes que cerraron fueron muchas”, sentenció.