Un martes negro en el Mercado argentino

El dólar, por su parte, subió y se ubicó en los $60,24.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/10/08/un-martes-negro-en-el-mercado-argentino/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-08T21:56:22-03:00">octubre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-08T21:59:26-03:00">octubre 8, 2019</time></a>

En la jornada de hoy, los American Depositary Receipt (ADRs) argentinos cayeron hasta un 7% en Wall Street. El dólar, por su parte, subió y se ubicó en los $60,24. En el paralelo, el ‘dólar contado con liqui’ subió a $66,13, mientras que, el ‘dólar MEP se ubicó en los $62,98. El blue, en tanto, se mantiene estable a $61,25. En consecuencia, la divisas paralelas aumentan la brecha con el oficial.

Según informa BAE Negocios, el volumen de operaciones en el marcado se mantuvo bajo, pero, a pesar de esta situación, el Banco Central de la República Argentina (BCRA), que conduce Guido Sandleris, tuvo que intervenir desde temprano, para que la divisa extranjera no se dispare. De acuerdo al sitio económico, en el día de hoy, solo se pactaron apenas US$312 millones.

En la jornada de hoy, las reservas de libre disponibilidad del Banco Central cayeron en U$S84 millones. Este dato preocupa a Alberto Fernández, candidato a presidente del ‘Frente de Todos’. Solo en el mes de septiembre, la liquidez del BCRA tuvo una caída de US$5.397 millones. Este retroceso se debe a la disminución de las cuentas corrientes en U$S de los bancos en el BCRA, ventas de dólares del BaCRA y/o pagos de deuda del Tesoro.

En el plano financiero, el Banco Central de la República Argentina convalidó una nueva baja de un punto porcentual en la tasa de las Letras de Liquidez (Leliq). De esta manera, la Leliq quedó en 71,92%. De acuerdo a la información de BAE Negocios, el organismo monetario no logró renovar la totalidad del vencimiento diario y se vio obligado a emitir más de $9.000 millones.

Con respecto a las acciones argentinas en Wall Street, Ámbito informó que perdieron hasta 7 por ciento. El motivo, indica el medio, se debe a un aumento de la preocupación sobre las negociaciones comerciales entre EEUU y China. Además, el ánimo inversor no sería el mejor, de acuerdo al clima de incertidumbre política y económica que gobierna en el país, a tres semanas de las elecciones en octubre.