Funes de Rioja: “Hay que garantizar que las medidas económicas lleguen al consumidor”

Además, el líder de la COPAL apoyó el consenso social diagramado por Alberto Fernández.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/10/11/funes-de-rioja-hay-que-garantizar-que-las-medidas-economicas-lleguen-al-consumidor/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T10:17:27-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T10:18:47-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

El presidente de la Coordinadora de las industrias de Producto Alimenticios (COPAL), Daniel Funes de Rioja, habló sobre la situación actual de la economía argentina. Además, se refirió al consenso social que impulsa el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández. Por otro lado, apuntando a los consumidores y la caída de las ventas, expuso que su interés es que las medidas tomadas por el Gobierno tengan efecto.

“Se deben constituir políticas de estado para la previsibilidad, la inversión, el crecimiento y desarrollo de la Argentina”, aseguró Funes de Rioja, en diálogo con FM La Patriada. En esa línea, también celebró “que se haya decidido, por parte del doctor Alberto Fernández, abrir un diálogo para ver cuales son las mejores acciones y de que manera acompañamos en este proceso”; en referencia al consenso social pautado desde el Frente de Todos.

Incluso detalló que “lo que hemos puntualizado muy fuertemente es que creemos que hay que garantizar que las medidas lleguen al consumidor”. Además, en declaraciones anteriores, el líder de la COPAL estableció que “la Argentina necesita consensos básicos para políticas de Estado. Acá hay cuestiones estructurales que hay que discutir para implementar. Tienen que ser consensos de la política más allá de quien gane las elecciones. Me parece importante que candidatos como Alberto Fernández la estén llevando adelante”.

“Esta es una industria fuertemente exportadora. Se llegaron a exportar alimentos industrializados por más de 30.000 millones de dólares y hoy se exportan por 25.000 millones, afectando fundamentalmente economías regionales. No estoy hablando de commodities sino de alimentos” , expuso días atrás; y, según consignó El Intransigente, se comprometió a “analizar” la posibilidad de que las empresas donen el 1% de su producción en alimentos para combatir el hambre en nuestro país.

En esa oportunidad, también analizó el escenario económico del país y resaltó que “hay un tremendo grado de informalidad en la economía argentina. Eso también preocupa porque es competencia desleal. Todo esto lo vamos a poner sobre la mesa en pos del diálogo que sea necesario”. Estas declaraciones llevaron a propósito del anuncio del plan Argentina Sin Hambre de Alberto Fernández.