Martín Tetaz: “La clave del número bajo fue el rubro alimentos y bebidas que subió 2,5%”

El economista analizó la inflación de octubre dada a conocer por el INDEC.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/11/15/martin-tetaz-la-clave-del-numero-bajo-fue-el-rubro-alimentos-y-bebidas-que-subio-25/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-15T15:27:08-03:00">noviembre 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-15T15:27:10-03:00">noviembre 15, 2019</time></a>

Luego de que en el día de ayer se conociera la información de que el aumento generalizado de precios correspondiente al pasado mes de octubre fue del 3,3% de acuerdo al informa elaborado por Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC), el economista Martín Tetaz analizó lo sucedió en Radio Mitre.

“El dato económico de ayer fue el anuncio de inflación de octubre que terminó bastante por debajo de lo que esperaba el mercado. Sorprendió el 3,3%. La clave del número bajo fue el rubro alimentos y bebidas que subió 2,5%”, dijo en relación a un área determinante en la conformación del aumento de precios.

Asimismo, manifestó que “el efecto del dólar prácticamente fijo o pinchándose” fue determinante para que la inflación no aumentara más en octubre. Es por ello que el también columnista de radio hizo hincapié en el hecho de que “esa estabilidad del dólar fue clave para que se frenara alimentos y bebidas”.

Además, expresó que “la inflación acumula 50% de octubre a octubre. Es muy importante la velocidad de octubre, noviembre, diciembre. Porque buena parte del acuerdo de precios que puede haber en Argentina, se habla de un número de 35% de acuerdo de precios y salarios, ese 35% estaría en sintonía si la inflación va más cerca del 3% mensual”.

Para finalizar, mencionó que “en silencio el Banco Central está comprando dólares. El cepo post electoral fue tan duro que hay más oferta que demanda hoy”. “El próximo gobierno va a recibir como ellos querían, con tasa más baja y con más dinero en la calle. Pero guarda que no se les vaya la mano porque en Argentina jugar con la cantidad de dinero es jugar con fuego”, cerró.