Riesgo país

Pese a la cuarentena, el Merval abrió en alza y el riesgo país se mantiene estable

A pesar de operar estable, el riesgo país no baja de los 4000 puntos básicos./Foto: NA.

La Bolsa porteña retomó la actividad después del fin de semana largo.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2020/03/25/pese-a-la-cuarentena-el-merval-abrio-en-alza-y-el-riesgo-pais-se-mantiene-estable/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-25T11:54:35-03:00">marzo 25, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-25T11:54:37-03:00">marzo 25, 2020</time></a>

El mercado bursátil argentino se reactiva hoy luego de dos días en pausa por el fin de semana largo. Sin embargo, la actividad financiera no se detuvo a nivel mundial y comenzó la semana con operaciones mixtas. La heterogeneidad alcanzaba también a esta rueda, ya que las principales Bolsas registraban cotizaciones dispares. En este escenario y en plena cuarentena, el riesgo país permanecía estable y el Merval trepaba por encima de 7%.

La primera jornada hábil de la semana para la Argentina encontraba a la plaza porteña con optimismo. Los diferentes anuncios económicos realizados por el Gobierno nacional parecían tener buena recepción en el sector financiero. Esto podía inferirse por el aumento de 7,25% que llevaba al Merval a los 25621,37 veinte minutos antes del mediodía.

Según datos oficiales, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires operaba con 68 acciones en alza, cuatro sin cambios y ocho en baja. Entre las primeras, se figuraban los papeles de Pampa Energía e YPF, que ascendían 12,81% y 11,56%, respectivamente. Entre las últimas, se encontraban los de Molinos Juan Semino, que caían 7,41%.

El comportamiento de las acciones de empresas argentinas en Wall Street también era positivo. No obstante, era más modesto que el que lograban las firmas que operan en el país. En territorio neoyorquino, entre las alzas más importantes figuraban la de la petrolera estatal, cuyos papeles se elevaban 3,81%.

El contexto también era favorable para el riesgo país, ya que permanecía anclado en 4295 puntos básicos. Pese a la falta de movimientos, el buen desempeño bursátil argentino no era suficiente para que el indicador descendiera. Actualmente, el índice elaborado por el banco estadounidense JP Morgan se encuentra en los mismos niveles que presentaba durante la crisis del 2001.