Cuarentena

Coronavirus en la economía: ¿es preferible una inflación alta o seguir reprimiendo precios clave?

El Gobierno detectó sobreprecios en medio de la cuarentena./Foto: Damian Dopacio (NA).

La Fundación Mediterránea planteó que el Gobierno debe evitar que la crisis tenga efectos permanentes.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2020/03/26/coronavirus-en-la-economia-es-preferible-una-inflacion-alta-o-seguir-reprimiendo-precios-clave/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-26T11:37:45-03:00">marzo 26, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-26T12:05:49-03:00">marzo 26, 2020</time></a>

La pandemia de coronavirus no solo ha desembocado en una crisis sanitaria, sino también en una económica. Dado este escenario, la Fundación Mediterránea advirtió que es preferible una inflación alta pero relativamente estable que continuar distorsionado precios relativos. Además, planteó que el Gobierno deberá diseñar soluciones adicionales para los sectores más afectados, si extiende la cuarentena.

Según la institución, la administración de Alberto Fernández “había supeditado su política económica a un eventual resultado exitoso de la reestructuración de la deuda pública”. Sin embargo, esta estrategia perdió validez por la emergencia sanitaria tanto nacional como internacional. Para la entidad, “está claro que la prioridad ha pasado a ser evitar una crisis social (lo urgente)”. No obstante, consideró que el Ejecutivo debe “desorganizar la economía” lo menos posible para evitar que el impacto negativo “no tenga efectos permanentes”.

La Fundación Mediterránea describió al actual como “un contexto de mayor emisión monetaria y con expectativas que de ningún modo se encuentran ancladas”. En vista de esto, consideró que seguir reprimiendo precios clave “es una receta segura para sufrir fogonazos inflacionarios más temprano que tarde”. “En esta etapa, es preferible ingresar en un andarivel de inflación alta pero relativamente estable”, planteó.

Medidas frente la cuarentena

Por otra parte, la institución opinó que “si la cuarentena se extiende, deberán diseñarse soluciones adicionales para las personas y empresas más afectadas”. Al respecto, sostuvo que quienes enfrentarán los mayores problemas serán los asalariados informales y los cuentapropistas. También incluyó entre los más perjudicados a las pymes, ya que “deben pagar salarios con la producción parada”.

La fundación explicó que la pandemia de coronavirus encontró a la Argentina con dos años de recesión acumulados. También se topó con la ausencia de fondos de ahorro previo en sector público. Por tal motivo, consideró que “se deben tomar decisiones muy ponderadas para cuidar las vidas humanas”. En este sentido, opinó que el Gobierno debe apuntar a minimizar “el costo fiscal y el efecto negativo sobre la economía a largo plazo”.