Alquileres

Por la cuarentena, inquilinos reclaman la suspensión del pago de los alquileres

Alquileres./Foto: NA.

El sector plantea que la vivienda no puede ser vista como una mercancía.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2020/03/26/por-la-cuarentena-inquilinos-reclaman-la-suspension-del-pago-de-los-alquileres/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-26T09:30:39-03:00">marzo 26, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-26T09:32:07-03:00">marzo 26, 2020</time></a>

El presidente Alberto Fernández reveló ayer que trabaja en un proyecto de ley para congelar los alquileres por 180 días y suspender los desalojos. El dirigente Gervasio Muñoz, de Inquilinos Agrupados, respaldó esta mañana la intención del jefe de Estado en tiempos de cuarentena. “Todo esto demuestra que no podemos ver la vivienda como una mercancía”, opinó en una entrevista radial.

En declaraciones a FM La Patriada, Muñoz analizó la situación socioeconómica que vive la Argentina por la pandemia de coronavirus. “Estos días dejaron en claro que la salud y la vivienda no pueden ser un bien de mercado”, planteó el referente. Además, destacó la importancia del anuncio del mandatario, ya que “después de muchísimos años el Estado vuelve a intervenir en el acceso a la vivienda”.

Pese a respaldar las intenciones de Fernández, el dirigente aclaró que los inquilinos no solo piden la suspensión del desalojo. Otro de sus reclamos es frenar momentáneamente el pago de alquileres “porque si no las tensiones van a ser muy fuertes”. “Lo ideal sería tener una política segmentada, pero es difícil porque el mercado inmobiliario está completamente en negro”, sostuvo.

“Creemos que hay que suspender el pago de alquiler de vivienda e ir viendo cómo transcurre esta situación. Confío que un sector grande que puede pagar lo seguirá haciendo para no tener que hacerlo después”, remarcó. Además, citó como ejemplo a Paraguay, país en el que “se votó que se pague el 40% del alquiler”, comentó.

Por otra parte, Muñoz advirtió que, en plena cuarentena, se ha dado una gran cantidad de desalojos en hoteles familiares. “Es el precio de la necesidad lo que ponen los hoteles”, cuestionó. En esta línea, advirtió además que “si no hay suspensión de alquileres, los $10.000 del bono irán para los dueños de los hoteles familiares o de las prioridades”. Por tal motivo, consideró que “inyectar dinero termina siendo una transferencia”.