La UIA respaldó al Gobierno en la reestructuración de la deuda y pidió "una pronta resolución"

La entidad fabril mantuvo una reunión por videoconferencia con los ministros de Economía y Salud.

La Unión Industrial Argentina (UIA) le presentó ayer al Gobierno el esquema laboral que se está aplicando para “garantizar la dimensión sanitaria de la producción“. Asimismo, les explicó al Ejecutivo cómo se está resguardando la salud de los trabajadores industriales en plena pandemia de coronavirus. Por otra parte, la entidad ratificó también su apoyo a la propuesta de reestructuración de la deuda externa.

La agrupación fabril dialogaron ayer por la tarde vía teleconferencia con los ministros de Economía, Martín Guzmán, y Salud, Ginés González García. En la reunión de trabajo, las autoridades de la UIA analizaron, junto con los funcionarios, los avances en la negociación con los acreedores argentinos. Además, estudiaron cómo evoluciona el brote de COVID-19 en el país, que ya ha dejado un saldo de más de 4000 contagios.

Los empresarios le explicaron al Ministerio de Salud cómo están garantizando “la dimensión sanitaria de la producción y la salud de los trabajadores industriales”. Al respecto, indicaron que se creó una red federal de contactos, a través de la cual las cámaras comparten sus protocolos de prevención. Por otra parte, repasaron el funcionamiento de las industrias que proveen de productos esenciales a toda la Argentina.

Apoyo a la renegociación de la deuda

En la reunión virtual, la UIA ratificó su “acompañamiento a la estrategia” de reestructuración de la deuda externa. En este sentido, consideró que es necesaria “una pronta resolución”, pues ello “permitirá generar un escenario de previsibilidad macroeconómica”. Vencida la incertidumbre actual, se conseguirá “atravesar la emergencia sanitaria, promover la inversión privada y crear empleo”, planteó.

El presidente de la entidad, Miguel Acevedo, sostuvo: “Si la Argentina logra un acuerdo sostenible y viable en el tiempo, permitirá recuperar el flujo de financiamiento internacional para desplegar el potencial de la inversión productiva en todo el país”. Por otra parte, planteó junto con otros representantes fabriles las complejidades que atraviesan las empresas industriales. Principalmente, hicieron hincapié en las “dificultades en el acceso al crédito y el aumento de los cheques rechazados”.

Guzmán sostuvo que “el esfuerzo fiscal es muy grande en un contexto de fuertes restricciones de financiamiento”. En línea con esto, reconoció que “no son algo que se pueda sostener por demasiado tiempo”. Por tal motivo, consideró necesario “generar nuevos instrumentos para enfrentar los efectos de la pandemia”. A su vez, planteó que “para cuidar la economía hay que cuidar la salud y para cuidar la salud, hay que cuidar la economía”. “Economía y salud van de la mano y queremos optimizar las políticas públicas para que el país reaccione a este shock de la mejor manera posible”, subrayó.

Compartir en: