El Gobierno extendió la prohibición de realizar cortes de servicios y cierres de cuentas bancarias

El Ejecutivo también prolongó la imposibilidad de aplicar multas por cheques rechazados.

El Gobierno prorrogó hasta fines de este mes la suspensión de los cortes de servicios por falta de pago. La decisión del Poder Ejecutivo quedó plasmada en el Decreto 426/2020, que se publicó hoy en el Boletín Oficial. La medida se encuadra dentro de la emergencia sanitaria que se instauró con motivo de la pandemia de coronavirus. El Gabinete nacional también extendió la prohibición de cerrar cuentas bancarias o de aplicar multas por cheques rechazados.

Hasta el 31 de mayo, las empresas prestadoras o proveedoras de luz, gas, agua e Internet no podrán aplicar cortes ni suspensiones. Esta prohibición alcanza también a las compañías de telefonía fija o móvil y de televisión por cable, vínculo radioeléctrico o satelital. La medida busca amparar a los usuarios que acumulen hasta tres facturas consecutivas o alternas sin pagar o en mora. Esto no incluye a todas las boletas, sino solo a aquellas “cuyos vencimientos hubieran operado a partir del 1º de marzo de 2020”.

El Gobierno también extendió la obligación para las prestatarias de servicios de telefonía, Internet y TV de mantener un servicio reducido. El Decreto 311/2020, que fue el que dio origen a todas estas disposiciones, había establecido que esta condición debía prolongarse por un plazo de 180 días corridos. Esta iniciativa alcanza tanto a los servicios de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) como a los usuarios de líneas prepagas que no carguen saldo.

El Poder Ejecutivo aclaró que tiene la facultad de extender los plazos de estas medidas por otros treinta días. La Casa Rosada apelaría a esta potestad ante una nueva extensión de la cuarentena, que fue prolongada por el presidente Alberto Fernández hasta el 10 de mayo. Según el médico epidemiólogo Eduardo López, las medidas de aislamiento podrían extenderse hasta septiembre.

Cierre de cuentas bancarias

Además de prohibir los cortes de servicios, el Gobierno determinó que no podrán cerrarse cuentas bancarias hasta el 30 de junio de este año. Asimismo, suspendió la exigencia de solicitarles a quienes piden un crédito una constancia o declaración jurada de libre de deuda en concepto de atribuciones y aportes. Las instituciones crediticias tampoco podrán requerir un comprobante de cumplimiento de los planes de moratoria.

En el Decreto 425/2020, el Ejecutivo también prolongó la imposibilidad de aplicar multas a quienes liberen cheques que sean rechazados por falta de fondos. Tampoco podrán recibir sanciones las personas que emitan papeles que no sean aceptados por desperfectos formales o por no contar con autorización para girar en descubierto. Al igual que en el caso anterior, la prórroga es hasta el 30 de junio.

Compartir en: