El Gobierno nacional decidió abonar parte de los sueldos de trabajadores privados

La medida implicará una inversión de $27.000 millones.

El Gobierno nacional se encargará de parte de los sueldos de los trabajadores privados en el marco de la cuarentena obligatoria. La medida implicará una inversión de $27.000 millones y estará destinada a 1,3 millones de empelados que se desempeñan en el sector privado. La iniciativa quedó confirmada luego de la reunión que esta tarde mantuvieron los integrantes del Gabinete Económico.

Por otra parte, se oficializó la extensión del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), destinado a trabajadores autónomos y monotributistas. Cabe recordar que durante el transcurso de abril resultaron beneficiados más de 8 millones de personas. Y todavía restan cobrar varios ciudadanos que no cuentan con una cuenta bancaria y que prefirieron otros medios de pago de la ayuda económica.

En el encuentro de esta tarde estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y diversos funcionarios. Ellos fueron el ministro de Economía, Martín Guzmán, el titular de la cartera de Trabajo, Claudio Moroni y el de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Pero, además, asistieron Mercedes Marcó de Pont, por la AFIP, el presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce y la flamante nueva titular de Anses, Fernanda Raverta.

Según trascendió, en la reunión que tuvo lugar hoy en Casa de Gobierno, el Gabinete Económico evaluó el pago de los sueldos para los trabajadores de empresas. Se trata de aquellas compañías que accedieron a los beneficios del Programa de Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción. Asimismo, se analizó el ingreso de nuevos sectores de la industria y el comercio.

¿Qué dijo la AFIP?

La titular de la AFIP confirmó los datos de un total de 1.310.000 trabajadores que se desempeñan en el sector privado. Éstos, podrán acceder al salario complementario que implicará una inversión por parte del Estado de $27.000 millones durante el transcurso de mayo. Por último, se hizo hincapié en el hecho de que será necesario que las empresas carguen los CBU de los resto de sus empleados.

Compartir en: