La industrial apoya la decisión del Gobierno de afrontar parte de los salarios del sector privado

El titular de UIPBA, Martín Rappallini, destacó la medida. Además, consideró que el IFE permite "sostener la paz social".

El protesorero de la Unión Industrial Argentina (UIA), Martín Rappallini, resaltó la decisión del Gobierno de afrontar parte de los salarios del sector privado. El dirigente respaldó la medida porque hay rubros “que hace 45 que no tienen ningún tipo de ingreso”. Por otra parte, el también presidente de la Unión Industrial Provincia de Buenos Aires (UIPBA) destacó que es importante “normalizar su situación financiera”.

En declaraciones a FM La Patriada, Rappallini se refirió a la decisión del Ejecutivo de colaborar en el pago de los haberes de 1,3 millones de trabajadores privados. “Era fundamental que el Estado cubriera los sueldos. Está diciendo que dejemos de trabajar y estos sectores hace 45 días que no tienen ningún tipo de ingreso“, señaló. Además, sostuvo que el ingreso familiar de emergencia (IFE) es “fundamental para sostener la paz social”.

El titular de UIPBA advirtió que si la cuarentena sigue, “las medidas hacia las empresas también va a seguir”. “En semejante pandemia, no podemos dejar a la gente sin ingresos para poder cubrir sus necesidades básicas”, sostuvo. En este sentido, planteó que “los cheques rechazados son un gran problema”, ya que son una pieza clave en la cadena de pagos. Además, reclamó más líneas de crédito y que los bancos estén a la altura de las circunstancias.

“Es muy importante que la Argentina vuelva a normalizar su situación financiera a nivel nacional. La industria está muy vinculada al circuito financiero”, advirtió Rappallini. Al respecto, comentó que se han iniciado expedientes en los municipios sobre los sectores que están en condiciones de retomar su actividad. “Hay que tomar las previsiones para que se cumplan todas las normas de controles para no generar ninguna vuelta atrás, subrayó.

Consultado por la apertura de la cuarentena, consideró que habrá “muchos cambios en la forma de vivir” y que “eso se verá en la industria”. En este sentido, aseguró que tendrán que mantenerse “los controles sanitarios dentro de las fábricas”. “Va a haber un gran cambio en la forma de relacionarnos y comercializar. Hoy las persianas están cerradas y el proceso de poner en funcionamiento la economía va a ser un lento”, concluyó.

Compartir en: