Para combatir la dolarización, el BCRA dispuso una nueva tasa de interés mínima para plazos fijos

La autoridad monetaria busca garantizar la rentabilidad de los depósitos en pesos.

El directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) se reunió ayer para evaluar medidas que garanticen la rentabilidad positiva de los depósitos en pesos. Ante la creciente demanda de dolarización de las carteras, la autoridad monetaria apunta a fortalecer los plazos fijos. Es por esto por lo que dispuso que las entidades financieras deberán ofrecerles a los ahorristas una tasa de interés mínima del 26,6% en esta clase de colocaciones.

El organismo resolvió este jueves elevar la tasa de interés para los plazos fijos BADLAR y TM20, que estaban en torno a 18% y 20% a 26,6%. Hasta el momento, esa tasa regía para las personas humanas que operaran $4 millones. A partir de ahora, el beneficio se extiende a todos los plazos fijos. Se aplicará como una tasa efectiva mensual de 2,22%, por lo que supera el índice de precios al consumidor (IPC) de abril y las proyecciones de inflación privadas.

La iniciativa está pensada tanto para personas y empresas como para el sector agrícola. Con respecto a este último, el BCRA decidió incentivar a los bancos a capturar Depósitos de Interés Variable (DIVA), que se vinculan a la cotización de cereales y oleaginosas. El organismo espera con esto atraer a los productores que vienen liquidando cosecha desde noviembre y que podrían realizar esas colocaciones.

Lucha cambiaria

La autoridad monetaria redobla sus esfuerzos para que, por un lado, cualquier depósito en el sistema financiero tenga rentabilidad positiva. Por el otro, para que los productores tengan la garantía de que mantienen el valor de la cosecha. Por otra parte, la entidad busca facilitar la gestión de empresas. Es por esto por lo que determinó ayer que el depósito de cheques podrá presentarse por ventanilla.

Estas medidas del Central se producen en un contexto de limitada oferta de divisas por parte del sector privado. Esto se conjuga con la demanda creciente de moneda estadounidense, algo que reflejan las cotizaciones de los tipos de cambio bursátiles y del dólar blue. Ayer, sin ir más lejos, el billete verde informal cerró con un incremento de 3,76%, que lo llevó a ofrecerse a $128 para la compra y $138 para la venta.

Compartir en: