Techo propio: una decena de línea de créditos pero una sola para viviendas

Expectativa e incertidumbre en las futuras opciones para acceder a una vivienda

Desde que el Gobierno nacional en la voz de María Eugenia Bielsa, ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, confirmó que está en carpeta el regreso del plan Procrear y varias líneas de crédito hipotecario, la búsqueda de información se hizo tendencia. Miles de argentinos que quieren salir del círculo vicioso del alquiler necesitan llegar al techo propio. Así, las viviendas volvieron a cobrar protagonismo en el interés de la gente.

La funcionaria confirmó que se ejecutarán hasta 14 programas destinados a la clase media y baja y otra línea para las grandes empresas. Asimismo, que Procrear también volverá pero con una línea crediticia de vivienda individual más otras opciones para clases populares. Una de las grandes incógnitas es bajo qué sistema se retornará al programa que nació en la primera gestión de Cristina Kirchner.

Sin embargo, de todas las líneas disponibles, apenas una es la que necesitan millones de argentinos que buscan el techo propio. El Plan Federal de Viviendas tendrá fondos por 29 mil millones de pesos para 11 líneas de crédito. Esto tiene como objetivo principal motorizar a la industria de la construcción pero lejos está en resolver la cuestión más demandada: dejar de alquilar y pasar al techo propio.

Entre las líneas que se habilitarán figuran las de ampliación y refacción de viviendas, conexiones de gas, organizaciones comunitarias, entre otras, pero la más destacada es la relacionada con los terrenos con servicios y la construcción. La primera busca sumar metros cuadrados de lotes con servicios para poder construir que, en este caso, pasará a depender del programa Procrear con articulación provincial.

La segunda línea, la de construcción, estará destinada a viviendas de hasta 60 metros cuadrados en lotes provenientes del Fideicomiso Procrear, por el municipio de la zona donde esté o bien por la persona privada que disponga del espacio para la construcción. El resto de las opciones no están destinadas a acceder a una vivienda, por eso el foco estará centrado en cómo retornará Procrear, el programa de crédito argentino.

Compartir en: