Deuda externa: el Gobierno sumó el apoyo de las universidades y de la salud privada

El ministro de Economía, Martín Guzmán, evalúa extender el plazo de las negociaciones.

El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, planteó ayer que lograr el canje de la deuda externa “es una condición necesaria para un mejor futuro”. En su búsqueda de un acuerdo con los acreedores, el funcionario recibió ayer el apoyo de las universidades nacionales. Hoy, los prestadores de la salud privada también expresaron su respaldo a la propuesta de reestructuración que impulsa el Gobierno.

Respaldo universitario

El titular del Palacio de Hacienda participó este miércoles del plenario de rectores del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). El encuentro se realizó por videollamada y contó con la presencia del responsable de la cartera educativa de la Nación, Nicolás Trotta. “La deuda es política de Estado y la educación, también lo es”, planteó Guzmán. “Hay un apoyo muy fuerte de todo el espectro nacional e internacional sobre lo que se está haciendo en la Argentina para restaurar la sostenibilidad de la deuda”, añadió.

El rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Alberto Barbieri ratificó el apoyo de las universidades públicas a la reestructuraciónn. Según el dirigente, la oferta de canje “parte de una premisa correcta y primordial, la que busca honrar las deudas preservando el bienestar del pueblo argentino”. La presidenta del CIN, Delfina Veiravé, destacó que lograr renegociación es importante porque compromete el financiamiento de la educación y el desarrollo tecnológico.

Apoyo de las universidades privadas

Un día antes de que venza el plazo que se fijó para la renegociación los prestadores de la salud privados expresaron su apoyo al Gobierno. Las empresas sanitarias consideraron que alcanzar un acuerdo es “un pilar fundamental para poder salir de la crisis”. En esta misma línea, plantearon que ello permitirá “empezar a reordenar la economía poscoronavirus”. Esto será posible porque hará posible contar con mayor previsibilidad económica. Así, se conseguirá “superar la pandemia, promover la inversión privada y generar puestos de trabajo”.

La Federación de Cámaras de Empresas Médicas y Medicina Domiciliaria (FEM) encabezó el respaldo al Ejecutivo. A ella se sumaron la Confederación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (CONFECLISA) y la Cámara de Entidades Prestadoras de Salud (CEPSAL). También adhirieron la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (ADECRA) y la Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio (CEDIM).

Compartir en: