La Argentina entró en default selectivo y el riesgo país le responde

El índice reaccionó a la extensión del plazo de renegociación de la deuda externa.

Ya es oficial: el Gobierno extendió hasta el 2 de junio el plazo para la renegociación de la deuda externa. La decisión del Poder Ejecutivo implica que la Argentina no cancelará hoy el vencimiento pendiente por 503 millones, por lo que cayó en un default selectivo. El riesgo país no fue ajeno a esta maniobra y respondió a ella esta mañana con una suba de 0,10%. Aunque con un comportamiento errático, el Merval contestaba con un alza superior a 0,40%.

Con la expectativa de lograr una “reestructuración exitosa”, el Ministerio de Economía de la Nación prolongó el periodo de conversación con los acreedores. Los tenedores de bonos argentinos se mostraron esta mañana a favor de la prórroga, pero reclamaron una “discusión directa e inmediata”. Teniendo en cuenta ambas posturas, el riesgo país escaló 0,10% (4 unidades) y pasó a ubicarse en los 2792 puntos básicos.

A diferencia del indicador del JP Morgan, los bonos soberanos en dólares emitían una respuesta favorable. La mayoría registraba cotizaciones en márgenes positivos, salvo el DICAD, que caía 0,62%. Uno de los que mayores rendimientos alcanzaba era el AA37D, que crecía 2,65% minutos antes de las 13.00. Los títulos en pesos, en cambio, adoptaban un comportamiento dispar, ya que contaban con subas de 0,39% como la del DICP y bajas de 1,13% como la del PR13.

En la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, el Merval rebotaba 0,43% este mediodía y acumulaba 41.565,02 puntos. Pese a este incremento, la plaza porteña contabilizaba más acciones en baja (105) que en alza (50) y sin cambios (15). Unos de los papeles que más se contrajeron esta mañana eran los de Havana, que caían 2,96%. Entre los de aumentos más considerables, se encontraban los de Inversora Juramento, que trepaban 4,58%.

La actividad bursátil argentina difería de la que se observaba este mediodía en Wall Street. Esto se debía a que los principales índices de la Gran Manzana operaban en baja. El Dow Jones retrocedía 0,62%; el S&P 500, 0,34%, y el Nasdad, 0,14%. Este contexto no afectaba a muchas de las empresas nacionales que cotizan en Nueva York, pues conseguían subas de hasta 4%, como ocurría con el Grupo Supervielle.

Compartir en: