Tras dos días en alza, se derrumba el riesgo país

El mercado financiero observa con expectativa los avances en el canje de la deuda.

A lo largo de esta semana, el riesgo país ha reportado un comportamiento errático. El martes, primera rueda hábil después del feriado por el 25 de Mayo, operó en baja. Sin embargo, los últimos dos días registró aumentos en las pantallas del JP Morgan. Esta mañana, el indicador retornó a los retrocesos con una contracción superior a 4%. Su comportamiento tuvo un buen recibimiento entre los bonos en dólares, que conseguían rebotes también mayores a 4%. La Bolsa porteña desentonó con el panorama positivo, pues el Merval saltó al mediodía con una pérdida de más de 1,60%.

Las novedades con respecto a la reestructuración de la deuda externa condicionan desde hace meses el comportamiento del riesgo país. El último avance conocido llegó de la mano del propio ministro de Economía, Martín Guzmán, quien destacó que hay un acercamiento con los acreedores. Pese a que, como dijo el funcionario, “aún hay un camino importante por recorrer”, el indicador recibió con optimismo esta aproximación. Ello quedó demostrado en la baja de 4,10% (113 unidades) que aplicaba hoy y que lo llevaba hasta los 2638 puntos básicos.

El impacto del retroceso del índice no tardó en llegar al mercado de bonos. Los denominados en dólares recibieron con marcado optimismo su contracción, pues predominaban entre ellos los números en verdes. La suba más considerable de este mediodía era la del AC17D, que trepaba 4,24%. Los títulos en pesos se mostraron más cautelosos, al punto de que se observaron algunas mermas. Esta última era la situación, por ejemplo, del AF20, que caía 0,11%.

La Bolsa de Comercio de Buenos Aires se aproximaba a las 13.00 de este viernes con un panorama negativo. Esto se debía a que el Merval registraba un descenso de 1,63%, que lo trasladaba hasta los 38.351,80 puntos. Este desempeño se debía a que la plaza porteña contabilizaba 94 acciones en baja, 46 en alza y 11 sin cambios con respecto al último cierre. Unos de los papeles más perjudicados eran los de Ferrum SA, que sufrían una pérdida de 8,18%.

La contracción del mercado bursátil argentino estaba en sintonía con lo que ocurría en Wall Street, donde predominaban los números en rojo. Allí, el Dow Jones caía el 0,73% y el S&P 500, 039%. El Nasdaq lograba sobrevivir al clima negativo con un aumento de 0,20%. En este contexto, la mayoría de las firmas argentinas que operan en la Gran Manzana enfrentaban contracciones. El Grupo Financiero Galicia tenía uno de los peores rendimientos, pues registraba una caída de 3,57%.

Compartir en: