jurado bailando

“Si hubiese sido un buen jurado, hubiese seguido muchos años. Y lo mismo va para los otros dos…”

El mundo de la televisión puede ser realmente muy despiadado y eso queda reflejado en las durísimas peleas que se producen todos los días en la pequeña pantalla, donde, con cualquier excusa, las personas se insultan sin piedad ante las cámaras, algo que no sucedía en otras épocas, donde el nivel de tensión era muchísimo menor y se respetaban ciertas normas de convivencia básicas para evitar cualquier clase de conflicto.

Por supuesto, hay ocasiones donde el estrés acumulado termina pasando factura y, posiblemente, eso es lo que sucedió ayer en el Bailando por un sueño donde se produjo un fuerte enfrentamiento entre Ángel de Brito y los integrantes del BAR. Todo comenzó cuando el creador de Los ángeles de la mañana lanzó una frase muy picante que generó un intenso ida y vuelta que dejó sin palabras al mismísimo Marcelo Tinelli, un hombre que suele estar acostumbrado a manejar estas cuestiones.

“Pido el BAR para escuchar técnica, no para escuchar opiniones personales”, lanzó el periodista y, obviamente, Flavio Mendoza se sintió humillado por esta frase que parecía apuntar directamente a él. “Cuando hablás de la técnica, te faltan el respeto y cuando no lo hacés, también. Después estás pintado, estás dibujado. Para mí que de aquel lado hay mucha gente dibujada y nunca lo digo”, explicó el protagonista de Siddharta, uno de los grandes éxitos teatrales del año.

De Brito le respondió que tenía que evaluar a los participantes del Bailando y no al jurado, lo que generó una picante respuesta de Mendoza que le solicitó, con una sonrisa irónica, que se ubicara “en la palmerita” y recordó que Tinelli le había libertad para hacer y deshacer a gusto. “Me dijo que yo haga lo que quiera. Soy la reina de acá, hago lo que quiero. Vos atacas a todo el mundo porque no tenés otro trabajo”, aseguró Flavio.

Obviamente, Ángel no se calló ante esta provocación. “No, yo no tengo trabajo. Es el único que tengo… Ya a la tercera gala querían renunciar. Sos muy flojitos ustedes. Ahí tenés la puerta, ándate y que venga otro”, lanzó el periodista y, en ese momento, decidió hablar Pampita. “Es feo que se refiera así a los que estamos de este lado”, dijo la top model; Flavio intentó justificarse diciendo que hablaba de algunas personas, no de todos. Afiladísima, Florencia Peña le recordó que solo había cuatro jurados.

En ese momento la discusión ya se había generalizado y Fidalgo intervino para dar su opinión. “Cuando nosotros estamos dando devoluciones ustedes están cuchicheando como en salita azul hablando en secreto. Cuando hablan ustedes, los miramos y los escuchamos”, explicó la imponente morocha, dejando en claro que se siente insultada y menospreciada por la manera en que la tratan sus colegas. Entonces De Brito, fiel a su personalidad, hizo un monólogo impactante que dejó a todos con la boca abierta y sin capacidad de respuesta ante sus argumentos.

Les recuerdo que Flavio Mendoza no arrancó en el Bailando como bailarín, sino como panelista. Obviamente, después ganó con su talento el lugar que tiene hoy que es el de BAR. Porque si hubiese sido un buen jurado, hubiese seguido muchos años. Y lo mismo va para los otros dos. No se la crean tanto porque les dieron este año el rol de BAR. Para mí, tienen que lucirse desde ahí, no estar todo tiempo atacándonos a nosotros o a los participantes. Laura Fidalgo hizo una especie de Bailando, el año pasado, y no la vieron ni las alumnas de su escuelita”, cerró Ángel.

<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/06/12/si-hubiese-sido-un-buen-jurado-hubiese-seguido-muchos-anos-y-lo-mismo-va-para-los-otros-dos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-12T17:49:50-03:00">junio 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-12T17:49:51-03:00">junio 12, 2019</time></a>