Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Boca
Carlos Izquierdoz, jugador de Boca

BOCA JUNIORS

Carlos Izquierdoz saldó su deuda y realizó una confesión tras la victoria de Boca: “Se lo debía”

El defensor volvió a convertir después de mucho tiempo.

<

En la noche de ayer Boca se quedó con una victoria importante ante Rosario Central por 2-1 en un encuentro que no fue para nada fácil para el conjunto de Sebastián Battaglia, que por momentos sufrió y mucho. El hombre que comenzó a abrir el camino al triunfo fue Carlos Izquierdoz, quien celebró su tanto de una manera muy especial y particular.

El defensor se colocó la pelota debajo de la camiseta, en clara señal de que está en la dulce espera junto con su esposa, algo que el mismo reveló con TNT Sports una vez que terminó el cotejo. “Se lo dediqué a mi mujer, que está embarazada. Viene una nueva nena, estamos felices y el festejo va para ella”, confirmó el capitán Xeneize con una sonrisa en su rostro.

Además aseguró que hace tiempo estaba en la búsqueda de un gol pero no se le estaba dando. “Se lo debía porque hace rato que no metía un gol. Veníamos esperando y no se daba. El torneo anterior tuve varias chances, pero no las pude meter. Quería hacer un gol de arranque para sacarme esa espinita que tenía”, afirmó Cali, que volvió a mostrar su contundencia en el área rival.

Por otra parte el defensor se refirió al partido, el cual fue muy trabajoso para Boca. “El primer tiempo nos costó al principio, la verdad que Central es un equipo muy intenso, que se mueve bien y viene trabajando de buena manera. Por momentos se hizo difícil. En el segundo tiempo también fue bravo, un partido muy disputado con mucha lucha. El fútbol argentino tiene eso y, si hay que trabajar, esforzarse y dar un poquito más”, expresó.

Por último Izquierdoz se refirió a las modificaciones que le terminaron dando mayor volumen de juego al Xeneize en el segundo tiempo. “Battaglia entrena distintas variantes porque no sabés lo que se puede presentar en cada partido. Hoy estaba difícil con los tres volantes, entonces optó por poner una especie de cuatro volantes para que no se hiciera tan ancha la cancha”, cerró.