Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
River
Instagram Juan Pablo Varsky

BOCA JUNIORS

¿Por qué? Juan Pablo Varsky pide una “ceremonia de sepultura” en Boca tras la victoria ante Rosario Central

Comentando el partido lanzó una apreciación más que curiosa.

<

En la noche de ayer Boca se quedó con una victoria importante ante Rosario Central por 2-1 en un encuentro que no fue para nada fácil para el conjunto de Sebastián Battaglia, que por momentos sufrió y mucho. Lo mejor del Xeneize se vio en el segundo tiempo y es por esta razón que Juan Pablo Varsky hizo un análisis bastante particular una vez terminado el cotejo.

Uno de los puntos más flojos que se vio en el local fue Eduardo Salvio, quien terminó saliendo para los segundos 45 minutos. Más allá de lo que tuvo que ver con la salida de Toto, lo más importante fue el ingreso de Aaron Molinas. Quien no solo tuvo una buena actuación individual, sino que terminó propiciando el cambio de sistema, pasando del 4-3-3 a un 4-4-2.

Hace bastante tiempo que Battaglia viene siendo criticado por colocar un sistema con tres volantes y tres delanteros debido a que no termina de funcionar. Y es por esta razón que Varsky dejó en claro su opinión una vez que concretada la victoria de Xeneize. “Me cuentan que después del partido habrá una ceremonia de sepultura del 4-3-3”, afirmó el periodista.

Los cambios que puede hacer Battaglia

Ahora el que deberá analizar cómo acomodar al equipo es Sebastián Battaglia, que para modificar el esquema debe sacar a un nombre pesado. Aaron Molinas volvió a demostrar que le da un volumen de juego distinto a Boca. Por lo que el que terminaría pagando los platos rotos sería Salvio o Sebastián Villa, aunque el colombiano viene teniendo un buen nivel.

Con Jorman Campuzano y Pol Fernández como inamovibles para el entrenador, quedan dos lugares en la mitad de la cancha con varios nombres dispuestos a hacer lo que sea para ganarse eso puestos. Además de Molinas aparecen como opciones Agustín Almendra, el Pulpo González, Juan Ramírez y ahora se suma Óscar Romero, quien fue el último refuerzo de Boca.