Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ricardo Centurión
Fuente: Vélez oficial

DEPORTES

Ricardo Centurión y un reclamo para Vélez: «Me pusieron a la tarde para que no me cruce con el plantel»

El delantero comentó que se entrena en soledad desde hace mucho tiempo y no es tenido en cuenta en el «Fortín».

Ricardo Centurión contó en Radio La Red por qué se alejó del fútbol: «Me había cansado de la vida, había aguantado muchas cosas, necesitaba aislarme, me sentía agobiado». Sus declaraciones generaron un revuelo total en el fútbol argentino porque fueron un pedido de ayuda. Pero el delantero también le hizo un reclamo a Vélez, su club actual: «Me pusieron a la tarde para que no me cruce con el plantel».

«Me pusieron todos los días por la tarde para que no me cruce con el plantel profesional, ja. Así que me entrenó una horita y me vuelvo a mi casa», contó Ricky. «Estoy entrenando en Vélez de lunes a viernes por la tarde y después nada, con una vida normal. Es muy difícil. Entrenarse solo con un kinesiólogo y un preparador físico es muy duro. Encima, cerró el libro de pases. Quedan seis fechas veremos qué pasa», agregó.

A pesar de todo lo que pasó, el atacante comentó que tiene ganas de volver a jugar y pidió ser tenido en cuenta. «Sé lo que estoy haciendo, lo que está mal y lo que está bien. Entonces vos me decís por qué no lo solucionás. Y la verdad es que tengo una respuesta. Obviamente duele. Duele que llega el fin de semana y no concentro. Tengo la esperanza. La esperanza es lo último que se pierde. Tengo 29 años. Quiero volver», afirmó.

Más de Ricardo Centurión

«El problema es que no se escucha. Esto viene de muy abajo. Nadie te dice ‘qué mierda te pasa, hablame la concha de tu madre’. Lo fácil es después traerte a otro», manifestó Ricardo Centurión sobre su problemática actual. «Mi personalidad es que si uno habla y grita, yo grito más, es difícil. Tengo esa cosa. No me considero una mala persona. Pueden preguntar a cualquiera que digo las cosas en la cara», añadió.

Además, Ricky aclaró que está dispuesto a volver a trabajar duro para ponerse a punto y regresar con todo al fútbol. «Lo de faltar a entrenar es de pelotudo grande. Cuando era chico me la pegaba pero iba igual a entrenar. De grande por la cabeza, por un montón de problemas, no iba. Yo soy el primero que me gusta entrenar. Eso fue de grande. Yo me pongo en el lugar de un dirigente. Son varios los que toman las decisiones, debe ser difícil», cerró.