Higuain marcó un golazo al minuto 80

La Juventus le arrebató la cima al Inter en un derbi con matiz albiceleste

Fuente: Twitter de la Juventus

Paulo Dybala y Gonzalo Higuaín marcaron para los bianconeros. Mientras que Lautaro Martínez anotó para los neroazzurros.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/06/la-juventus-le-arrebato-la-cima-al-inter-en-un-derbi-con-matiz-albiceleste/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-06T18:17:02-03:00">octubre 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-06T18:17:03-03:00">octubre 6, 2019</time></a>

El Derbi de Italia llegaba como uno de los platos fuertes del a jornada dominical del fútbol europeo. Y para fortuna de muchos, no decepcionó. En un partido de locos, con ocasiones para ambos lados y con tonalidad abiceleste por donde se mire, la Juventus de Turín logró imponerse 2-1 frente al Inter de Milán en el Giusseppe Meazza, por la séptima jornada de la Serie A.

El partido italiano más argentino que se ha visto. Esa fue la premisa que se vivió al final, sobre todo por las anotaciones. Y es que, cuando iban solo cuatro minutos de haber iniciado el encuentro, llegó el primero en los pies de Paulo Dybala. El delantero cordobés recibió una pelota en profundidad, se adentró solo en el área ante la marca de tres hombres y sacó un latigazo de pierna zurda que perforó las redes.

De igual manera, la alegría no le duraría mucho a los bianconeros en el primer tiempo. 14 minutos más tarde, las cosas se pondrían tablas nuevamente. Todo por una jugada en la que Matthijs de Ligt tuvo un cruce con Lautaro Martínez y el holandés recepcionó el balón con la mano. Luego de la revisión del VAR, se afirmaría la pena máxima y el “Torito” lo cambió por gol.

Ya a diez del final, la “Vecchia Signora” activó su modo destructivo. De esa forma, en una ráfaga de pases rápidos y de primera intención, Miralem Pjanic hizo magia para jugar con Cristiano Ronaldo y el portugués hizo lo propio con Rodrigo Bentancur. Finalmente, el uruguayo la cedió para Gonzalo Higuaín y el argentino se negó a fallar con un remate potente a quemarropa.

Tres goles en el partido y todos fueron argentinos. Tras este resultado, la Juve se apoderó de la cima de la Serie A. Los dirigidos por Maurizio Sarri alcanzaron los 19 puntos, producto de seis victorias, un empate y ninguna derrota. Por otro lado, los neroazzurros se quedaron con el segundo puesto, con un récord de seis triunfos, un caída y cero igualdades.