El Gobierno sigue sin ayudar a quienes se endeudaron con créditos hipotecarios UVA

Cada vez deben más, las cuotas aumentan y la ayuda real no llega.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/05/30/el-gobierno-sigue-sin-ayudar-a-quienes-se-endeudaron-con-creditos-hipotecarios-uva/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-30T10:07:57-03:00">mayo 30, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-30T10:07:58-03:00">mayo 30, 2019</time></a>

El Gobierno lanzó hace poco una nueva línea de créditos hipotecarios UVA, en un lanzamiento que aplica para 10 mil nuevas hipotecas para compras de viviendas de uso familiar con cuotas que en promedio se situarán en los 13 mil pesos. Así, la modalidad crediticia ajustada por la cotización del dólar intenta retomar el auge que tuvo hace un año.

Ante esto, desde Casa Rosada aseguraron que “solo se necesitará el 10 por ciento del valor de la propiedad para ingresar al crédito”, mientras que “hasta un 20 por ciento del valor total será aportado por el programa Procrear. Además, para cubrir cualquier riesgo desarrollamos un seguro especial contra las eventuales distorsiones entre el valor de la cuota del crédito y los incrementos salariales que pueda producir la inflación“.

El retorno de Procrear está previsto para el mes de junio para 10 mil familias que deberán reunir el 10 por ciento del total previamente ahorrado, con un 20 por ciento del préstamo subsidiado y el 70 por ciento restante ajustado por UVA más 7,5. De todo eso, la cuota promedio rondará los 13.500 pesos iniciales a 20 años.

Para citar un ejemplo, en el caso de una vivienda de 80.000 UVAs -equivalente a 2.8 millones de pesos-, se estima una cuota mínima de $13.500, con ingresos familiares superiores a $53.000. Vale aclarar que para acceder al préstamos hay que cumplir requisitos como ser la primera vivienda, que sea única y permanente y no contar con antecedentes negativos en términos financieros.

Dicho esto, y a días de que entre en vigencia el nuevo Procrear, la cuestión es que quienes ya se endeudaron en los anteriores préstamos UVA siguen denunciando que el Gobierno nacional no hace nada para aliviar la situación desesperantes de miles de familias que tomaron un préstamos con un dólar que meses después duplicó su valor. Ese valor se trasladó a las cuotas que, para muchos, son imposibles de costear.

En el caso de la provincia de Buenos Aires, la gobernadora Vidal anunció un paquete de medidas para aliviar la situación financiera de los deudores. Una de ellas era ayudar a las 17.500 familias que tomaron un crédito hipotecario UVA a través del Banco Provincia a pagar las cuotas hasta el 31 de diciembre. Si bien existe un 0800 destinado a consultas sobre esto, los tomadores de los créditos aseguran que “nadie sabe nada, los bancos no tienen idea y todo lo que anunciaron quedó en palabras”.

Con decenas de grupos autoconvocados en las redes sociales y reclamando por la intervención del Gobierno, lo único certero que existe hasta el momento es que cualquier familia puede acercarse a la entidad bancaria correspondiente a pedir extender el plazo del crédito hasta 30 años para que las cuotas, extendidas en el tiempo, no superen el máximo porcentaje de los salarios.