Malas noticias para los jubilados

Están relacionadas con su poder adquisitivo en los últimos 12 meses.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/08/09/malas-noticias-para-los-jubilados/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-09T15:10:04-03:00">agosto 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-09T17:30:12-03:00">agosto 9, 2019</time></a>

En el día de hoy se conoció el dato de que hasta julio, los ingresos que perciben los jubilados y pensionados registraron una pérdida del poder adquisitivo del 8% en relación al mismo mes del año 2018. Esto quiere decir que en los últimos 12 meses, la contracción interanual fue del 13,1%, según los cálculos de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC).

Teniendo en cuenta el próximo incremento en los haberes previsto por la ley de movilidad aprobada por el Congreso de la Nación, en septiembre los mayores de tercera edad percibirán un 12,2% más. Si se le agrega la suba del 11,8% correspondiente a marzo y el 10,7% de junio, los ingresos de este sector serían del 38,8%.

Este ascenso pertenece al tiempo transcurrido entre enero y noviembre del vigente año, por lo que considerando la inflación interanual cercana al 40%, es posible pensar en un empate entre ingresos y suba de precios. Mientras que con el ajuste trimestral de del mes de diciembre, es posible que finalmente logren superarlo.

La nueva ley de movilidad fue aprobada en el 2017 luego de una grave serie de incidentes que ocurrieron en las cercanías del Parlamento, donde manifestantes y fuerzas de seguridad intercambiaron piedras y balas de goma. Incluso, hubo diputados que sufrieron algunos hechos de violencia en aquellas jornadas.

Desde su implementación en septiembre del 2017 hasta el pasado mes de julio de este año, la pérdida previsional estuvo en torno del 19%. Y en el caso de que se cumpla la previsión en torno de que la inflación hasta septiembre rondaría el 2,2% interanual, la suba del haber del 12,2% significaría que en dos años desde la aprobación de esta normativa, los ingresos de jubilados y pensionados habrán caído un 13,1%.

A esta cifra se llega debido a que en los dos años que cumplirá esta ley, el incremento de las jubilaciones y las pensiones se ubicará en el 78,5%. Mientras que la inflación prevista hasta entonces giraría alrededor del 105,3%. Por lo tanto y en términos nominales, estos mayores habrán perdido unos $35.000 por persona.

Según datos provistos por la propia Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), la “movilidad” incluye a más de 18 millones de habitantes, es decir, 6,9 millones de ellos son jubilados y pensionados, 1,7 millón de personas perciben Pensiones No Contributivas y Pensiones Universales para el Adulto Mayor, mientras que cerca de 9,4 millones de ciudadanos cobran asignaciones por hijo (salario familiar y AUH).