Polémicas de Huracán-San Lorenzo y ¿apretón hacia la terna arbitral?

El Clásico de Barrio dejó mucha tela para cortar en cuanto a la actuación arbitral en cabezada por Fernando Espinoza.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/20/polemicas-de-huracan-san-lorenzo-y-apreton-hacia-la-terna-arbitral/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-20T17:52:21-03:00">octubre 20, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-20T17:54:51-03:00">octubre 20, 2019</time></a>

La décima fecha de la Superliga Argentina 2019-20 tenía como uno de los partidos al Clásico de Barrio Más Grande del país. Huracán recibió a puro color y estadio lleno a San Lorenzo en lo que refiere a la edición 163º de esta histórica rivalidad desde el Estadio Tomás Adolfo Ducó. El Globo se impuso por 2-0 y quien se hizo cargo del arbitraje fue Fernando Espinoza.

Pero la polémica tuvo lugar dentro del desarrollo del partido. Para empezar, el resumen tarjetero dejó un total de ¡13! amarillas, la marca más alta en lo que respecta a un partido de esta edición. Se suman 41 faltas en un duelo totalmente caliente. Dos son las polémicas a resaltar en cuanto a infracciones, luego aparece una tarjeta que podría haber sido expulsión.

Primero, trasncurrían los 42 minutos cuando un envío al área de Rodrigo Gómez halló a Juan Fernando Garro cayendo en el área tras la sujeción de parte de Bruno Pittón, algo de lo que el juez acertó en no sancionar. Lo que ocurrió en esta jugada fue el detonante para varias amonestaciones para jugadores del Globo. A prestar atención a la amarilla al, por entonces suplente, Fernando Coniglio. Esto se debe a que cuando el delantero convirtió el segundo gol, en el festejo se trepó al alambrado, algo que siempre ocasiona una amonestación. Sin embargo, no hubo reprimenda al respecto.

Posteriormente, cuando se cerraba el primer capítulo del clásico Carlos Araujo quitó con el codo a Héctor Fértoli, el volante terminó sangrando de la nariz y no hubo sanción alguna porque ni siquiera Espinoza pitó la falta. En caso de que lo hubiera ejercido, el Pipi corría peligro de recibir la expulsión de forma directa por la gravedad de la acción.

Por último, la terna arbitral salió tarde al campo para el segundo tiempo, de hecho los jugadores estuvieron parados dos minutos sin los cuatro hombres. En el transcurso del complemento, el periodista de TNT Sports, Nicolás Latini, afirmó que el presidente de Huracán, Alejandro Nadur, entró a protestar contra los árbitros, algo de lo que después el propio Espinoza confirmó. “Lo que pasó quedará en el informe. Había más de 20 personas en el vestuario, dirigentes y presidente de Huracán”, afirmó.