Vicente Lourenzo: “Este bono llega como un paracaídas”

El consultor de Empresas Pyme, habló con El Intransigente acerca de la propuesta del Gobierno del bono de $5 mil para el sector privado.
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/09/11/vicente-lourenzo-este-bono-llega-como-un-paracaidas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-09-11T13:31:55-03:00">septiembre 11, 2019</time></a>

El consultor de Empresas Pyme, Vicente Lourenzo, habló con El Intransigente acerca de la propuesta del Gobierno relacionada con el bono de 5 mil pesos para el sector privado, destinado a personas despedidas o suspendidas de sus trabajos. En este aspecto, admitió que no hay “capacidad financiera” para pagar esos montos desde las empresas, ya que realizan “un gran esfuerzo” para llegar a fin de mes.

“En un principio se está hablando para todos los empleados del sector privado, nos pareció que obviamente estamos de acuerdo en relativizar el mercado interno”, fueron las palabras del consultor. Asimismo, reconoció que este bono “llega como un paracaídas” y que desde el sector de las pymes “no saben de dónde sacar el dinero”, ya que hacen “un gran esfuerzo” para pagar los sueldos.

“Hoy el sector pyme y la micro y pequeña empresa,  en términos generales no tiene capacidad financiera para pagar esos montos, porque hacemos un gran esfuerzo para llegar a fin de mes y tener la plata para los sueldos que se están ajustando por convención colectiva de trabajo”, aseguró. De esta manera, dijo que cree que “la única fórmula es que se encuentre en el gobierno con una posibilidad de que el pago que nosotros podamos entregarle a nuestros empleados como bono extra, sea tomado como pago a cuenta de otros impuestos”.

Así, indicó que “hoy el sector pyme esta pasando un momento muy duro, atento a que no vende, si no vende no recauda y si no recauda no hay forma de pagar ni este bono ni los sueldos de fin de mes”. En este punto, el consultor recordó que “hay muchas empresas que todavía están debiendo parte del aguinaldo que debieron haber pagado los primeros días de julio”.

De este modo, Lourenzo explicó que “también se nos ha limitado la financiación atento a las tasas, no hay forma de sacar de ningún lado para afrontar esa nueva obligatoriedad”. En este aspecto, resaltó que  “si el Estado tiene la capacidad de mediante emisión de moneda u otros recursos, pagar a los empleados públicos un bono de semejante magnitud no debería obligarle al sector privado, que es el que sufre las consecuencias de esas políticas de aumento de déficit fiscal”.

“Hoy mantener funcionando una pyme significa estar poniendo plata de las reservas para apostar a tiempos mejores, pero la realidad es que hoy ninguna pyme es rentable, todas están por debajo del punto de equilibrio, hay muchas que por todos estos procesos devaluatorios y de aumento de precios se han descapitalizado han perdido stock y están al borde del cierre”, fueron las palabras de Lourenzo.

Respecto de la cantidad de empresas que cerraron sus puertas, el consultor dijo que “la gente que cierra nunca informa que se esta dando de bajo, por eso la imposibilidad de poder tener un dato concreto y real y en tiempo y forma para saber cuántas cerraron”. Pero señaló que “sin lugar a duda el sector comercial es uno de los más perjudicados, ya que se cerraron muchísimos comercios a nivel país y después también el sector industrial que es el efecto dominó”.