La OMS declaró a la Argentina como un país libre de malaria

Se otorga cuando la transmisión está interrumpida hace 3 años.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/05/25/la-oms-declaro-a-la-argentina-como-un-pais-libre-de-malaria/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-25T05:56:20-03:00">mayo 25, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-25T05:56:21-03:00">mayo 25, 2019</time></a>

Argentina fue reconocida de forma oficial por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un país exento de malaria, una patología que se contrae por la picadura del mosquito infectado. Esta certificación, que también incluyó a Argelia, se le otorga a un país cuando la transmisión autóctona de la enfermedad se vio interrumpida durante por lo menos tres años consecutivos.

“Es necesario que el país disponga de un sistema de vigilancia capaz de detectar y hacer frente rápidamente a cualquier caso de paludismo. Y de un programa eficaz de prevención para evitar la reintroducción de la enfermedad”, detalló la OMS. El último caso en el territorio nacional se remonta al 2010. Además, Argentina es el segundo país de la región en ser certificado tras Paraguay, que lo consiguió en junio del año pasado.

“Argelia y Argentina eliminaron el paludismo gracias al compromiso sin falla y a la perseverancia de las poblaciones y dirigentes de ambos países”, remarcó el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general del organismo. Según la OMS, el paludismo es una de las principales causas de mortalidad en el planeta con 219 millones de casos y 400 mil fallecimientos a nivel global en el 2017.

Por otro lado, teniendo en cuenta la economía de nuestro país, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) alertó esta semana que la economía argentina podrá recuperarse gracias a las exportaciones, aunque igualmente alertó que el Producto Bruto Interno (PBI) descenderá un 1,8% en el corriente año. “Habida cuenta de que la demanda interna sigue siendo escasa, se prevé que sean las exportaciones las que impulsen la recuperación y que a lo largo de 2019 las tasas de crecimiento trimestrales regresen a terreno positivo”, afirmó el ente.

Sin embargo, la OCDE manifestó: “La disminución de los flujos internacionales de comercio podría limitar la demanda global para las exportaciones argentinas. Mientras que el PBI argentino caerá 1,8% durante 2019, una décima menos de lo que se había previsto en noviembre del año pasado”.

Asimismo, la entidad revisó a la baja su pronóstico para el año que viene: “Durante el 2020 la economía argentina habrá dejado atrás con holgura la recesión, para crecer un 2,1 por ciento. En la Argentina es necesario seguir avanzado con las reformas estructurales para mejorar la productividad, impulsar las exportaciones y fortalecer el crecimiento”.

“La competencia sigue siendo escasa en muchos sectores, debido a las restricciones domésticas a la entrada de empresas, los obstáculos al emprendimiento y las restricciones a las importaciones. El descenso de los precios al consumidor que se obtendría con una competencia doméstica y extranjera más reñida mejoraría el poder adquisitivo de los hogares, en especial el de aquellos con bajos ingresos”, detalló la OCDE.