¿Aparece una nueva esperanza en el caso Maddie?

Luego de varios años, una nueva pista surgió en el caso de Madeleine McCann, la niña inglesa que desapareció cuando tenía 3 años el 3 de mayo de 2007 mientras estaba de vacaciones con sus padres en Portugal, en un complejo turístico de lujo. Se trata del rastro de un pedófilo luego de que la policía identificara un nuevo sospechoso potencial que, según los medios portugueses, sería un “pedófilo depredador”.

De acuerdo a los datos del periódico The Telegraph, esta persona estaba en el área donde desapareció la pequeña Maddie, y si bien el nombre del sospechoso no se ha hecho público, el periódico portugués Correio da Manh asegura que fue Scotland Yard quien informó de su presencia a las autoridades. Aún así, no se conocen más datos sobre el tema.

En tanto, con esta nueva información, el caso da un nuevo giro tras 12 años después de la desaparición de la niña y luego de que sus padres, Kate y Gerry McCann, que viven en Leicestershire (Inglaterra), publicaran un mensaje en la página web dedicada a su hija en la que recuerdan y reiteran que seguirán buscándola “el tiempo que sea necesario”.

En agosto pasado, un tatuaje con la leyenda “Yo secuestré a Maddie McCann», se convirtió en una especie de última moda entre los turistas ingleses de la localidad de Magaluf, en Mallorca, conocida como la meca del “turismo de borrachera”. Esta nueva moda se hizo viral en las redes sociales, donde inmediatamente repudiaron la postura de una macabra tendencia que desde 2007 tiene a la Scotland Yard intentando resolver un misterio que nunca tuvo una pista firme.

En Magaluf los locales donde hacen tatuajes permanecen abiertos las 24 horas, por eso muchos turistas británicos caen en la madrugada dispuestos a tatuarse “un mensaje divertido”, según describe el periódico. “Muchos ingleses nos piden cosas de verdad locas. Lo hacemos, aunque sean mensajes ofensivos, porque es nuestro trabajo”, reconocieron algunos empleados.

En tanto, el nuevo alcalde de Palma de Mallorca, Antoni Noguera, repudió fuertemente el denominado “turismo de borrachera” e invitó a no recibir más a los turistas que acceden a estas prácticas tan desagradables.

La desaparición de Maddie fue uno de los casos más famosos en todo el mundo en cuanto a rapto y desaparición de una menor de edad. Expuestos las 24 horas en medios de comunicación de todos los continentes, nunca hubo una pista firme que lleve al primer sospechoso del secuestro de la niña que, aún hoy, es un misterio su paradero.

<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/06/aparece-una-nueva-esperanza-en-el-caso-maddie/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-06T10:20:45-03:00">mayo 6, 2019</time></a>