Este es el Estado más duro en contra del aborto

En Estados Unidos una fuerte corriente va contra el aborto.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/05/08/este-es-el-estado-mas-duro-en-contra-del-aborto/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-08T07:06:58-03:00">mayo 8, 2019</time></a>

La discusión sobre el aborto legal y seguro se extendió por varios países de los continentes, pero una nación se hace fuerte para evitar que esta corriente gane adeptos. Una nueva ley contra el aborto, la más severa hasta el momento, entró en vigor en los Estados Unidos, tras la firma del gobernador republicano de Georgia, Brian Kemp.

El mandatario local decretó horas atrás la controvertida disposición que prohíbe la interrupción del embarazo desde el momento en que se detecta el primer latido del feto, es decir, de esta manera avala la acción quirúrgica incluso antes de que muchas mujeres descubran que están embarazadas.

Hasta ahora se podía abortar sólo en caso de no superar las primeras 20 semanas. Ahora, se espera una masiva apelación ante la Corte Suprema de Estados Unidos, que recientemente anuló la normativa extrema lanzada por el estado de Louisiana, según cita la agencia de noticias ANSA. La firma se concreta luego de semanas de intensas protestas contra la medida y marcará el inicio de lo que podría ser una batalla judicial extrema como ocurrió en otros países del continente y fuera de él.

Sean Young, director en Georgia de la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU), denunció que la ley es anticonstitucional y advirtió que su agrupación la retará en la corte: «Todo tribunal que ha estudiado casos como éste ha determinado que es anticonstitucional». Activistas y legisladores antiaborto creen que las apelaciones no tendrán final feliz por el hecho de que la Corte Suprema tiene ahora una mayoría conservadora.

En Estados Unidos, varios estados gobernados por republicanos están promoviendo prohibiciones al aborto, desafiando el fallo que en 1973 emitió la Corte Suprema afirmando el derecho de cada mujer a decidir. La misma tendencia se propagó a Mississippi, Kentucky y Ohio, entre otros estados.

Corea del Sur

Del otro lado del planeta, la Corte Constitucional surcoreana, en una histórica decisión, rechazó la prohibición del aborto, considerada “incompatible” con el espíritu de la ley fundamental del país. La Corte solicitó un reordenamiento normativo, aceptando la tesis de que la actual ley «viola el derecho de las mujeres a una libertad de elección».

Además, estableció que la prohibición del aborto es contraria a la Constitución y pidió la modificación legislativa para antes del fin de 2020, de modo que el embarazo se pueda interrumpir en su fase inicial. La sentencia se produce 66 años después de la entrada en vigencia de la norma de 1953 que prohibía el aborto en modo casi pleno, salvo raros casos como la violación.