Corte Suprema de Brasil posterga discusión sobre posible liberación de Lula da Silva

Imagen tomada de Twitter oficial de Lula Da Silva

El exmandatario expresó este martes que está sorprendido por la rapidez de los acontecimientos
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/06/12/49678/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-12T00:41:11-03:00">junio 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-12T00:41:21-03:00">junio 12, 2019</time></a>

La Corte Suprema de Brasil cerró su audiencia del martes sin abordar el pedido de liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Los cinco magistrados dedicaron cinco horas de la sesión para analizar otros expedientes. El caso entró en la agenda del Supremo Tribunal Federal (STF) el lunes, tras las revelaciones hechas por el portal The Intercept.

Desde la divulgación de documentos sobre el proceso judicial a Lula da Silva por coimas, se puso en duda la imparcialidad del juez Sergio Moro, quien condenó al exmandatario en primera instancia. Él ahora es ministro de Justicia del presidente Jair Bolsonaro, férreo opositor del líder socialista.

La corte brasileña agendó para el 25 de junio el tratamiento de otro recurso presentado por Lula, que cuestiona directamente la imparcialidad de Moro por haber aceptado ser ministro de Bolsonaro. Los magistrados tenían que decidir este martes si los abogados del expresidente tuvieron un amplio derecho a la defensa en el Superior Tribunal de Justicia (STJ), una instancia de menor rango.

La segunda corte sesiona los martes, y los dos procesos podrían ser tratados el 25 de junio. Lula está encarcelado desde abril de 2018. Paga una pena de 8 años y 10 meses de cárcel por presuntamente recibir un departamento de una constructora en el litoral paulista a cambio de contratos en Petrobras.

Lula da Silva aseguró ser víctima de un entramado político-judicial para impedir su regreso al poder. El domingo pasado, The Intercept Brasil publicó mensajes entre Moro y fiscales de la operación anticorrupción Lava Jato, que dan lugar a suposiciones sobre el interés de autoridades judiciales de impedir el triunfo del Partido de los Trabajadores, con Fernando Haddad como candidato en las presidenciales de octubre del año pasado.

Uno de los magistrados del Supremo Tribunal Federal, Gilmar Mendes, afirmó este martes que “un juez no puede ser el jefe del equipo de investigación”. Uno de los abogados de Lula da Silva, que lo visitó en la cárcel de Curitiba, afirmó que su defendido se sorprendió porque “la verdad salió a la luz” con rapidez.

El Consejo Nacional del Ministerio Público abrió una investigación disciplinaria para determinar si los fiscales cometieron una “falta”. La Orden de Abogados de Brasil recomendó la separación temporaria de sus funciones de Sergio Moro y del procurador del Ministerio Público, Deltan Dallagnol.