Tensión en Hong Kong porque el Gobierno no corrige la ley de extradicciones a China

Con bloqueos en las principales vías de Hong Kong, miles de manifestantes se preparaban la mañana de este miércoles para una nueva jornada en rechazo al proyecto para autorizar extradiciones judiciales a China. Como excolonia británica, demandan su autonomía del Estado comunista.

El domingo ocurrió una de las manifestaciones más numerosa desde su separación de China en 1997. Habrían participado más de un millón de personas. Exigen al Ejecutivo hongkonés que renuncie al proyecto de ley. Los jóvenes se reunían este miércoles cerca de la sede del Gobierno, horas antes de que se debatiera el controvertido texto legislativo.

La tensión se apoderó del centro de Hong Kong por la presencia de policías antidisturbios. Miles ocuparon las dos vías de tránsito de vehículos. La primera ministra, Carrie Lam, rechazó las demandas y pidió a los opositores no dejarse llevar por “actos radicales”. Empresas y comercios hongkoneses anunciaron que este miércoles cerrarían sus puertas contra el proyecto de ley, algo inédito.

Lam dijo en una sesión informativa el martes que envió una carta a la legislatura por el Buró de Seguridad de Hong Kong. Incluyó una nueva medida que le daría al jefe ejecutivo la última palabra sobre las extradiciones, con poder de veto sobre cualquier transferencia aprobada por el tribunal. Entran en consideración los motivos humanitarios. La mandataria afincó que esta localidad no será refugio de delincuentes.

Con la etiqueta en las redes sociales #huelga1206, los comerciantes anunciando que sus tiendas no atenderían a los consumidores para que los empleados pudieran manifestarse. Londres y Pekín acordaron una separación en 1997. Hong Kong goza de una semiautonomía y de libertades que no existen en China continental. Esa situación debería prolongarse hasta el año 2047 (tiene una vigencia de 50 años).

Pero desde hace de una década, la excolonia británica vive una fuerte agitación política por la preocupación que despierta la creciente injerencia de China en sus asuntos internos. El acuerdo de retrocesión y el principio: “Un país, dos sistemas” no se están respetando. Los chinos tienen sus derechos humanos limitados, sobre todo en libertad de expresión.

Estados Unidos se sumó a la polémica. La Casa Blanca manifestó su “grave preocupación” por la legislación de Hong Kong. El proyecto de ley “podría destruir su autonomía e impactar negativamente la protección de larga data de los derechos humanos, las libertades fundamentales y los valores democráticos del territorio”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, el lunes.

<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/06/12/tension-en-hong-kong-porque-el-gobierno-no-corrige-la-ley-de-extradicciones-a-china/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-12T01:20:38-03:00">junio 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-12T01:21:32-03:00">junio 12, 2019</time></a>