París: arrendatarios en problemas por una legislación que limita el precio de los alquileres

Imagen gratuita tomada de pixabay.

Si los arrendatarios se niegan a cumplir con la legislación deberán pagar multas de entre 5.000 y 15.000 euros.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/07/01/paris-arrendatarios-en-problemas-por-una-legislacion-que-limita-el-precio-de-los-alquileres/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-01T14:51:29-03:00">julio 1, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-01T19:30:27-03:00">julio 1, 2019</time></a>

Llegó el verano, el calor y una nueva medida que regulará el valor de las propiedades. No fue sorpresa. Desde hace meses, el presidente francés, Emmanuel Macron, propuso que se haga la prueba. Este lunes le dieron luz verde y empezó a regir el control de los precios de los alquileres. Es un intento por frenar el costo que estos han tenido en los últimos años. También habrá sanciones contra aquellos propietarios que no cumplan con el nuevo reglamento.

La razón de los altos costos en los alquileres se debe al bajo interés en alquilar una propiedad ante el impacto de la compañía Airbnb, donde personas comparten vivienda con otras, todo esto manejado a través de una plataforma digital (APP). Otras capitales europeas también han experimentado la llegada de la aplicación de esta tecnología similar a Uber, pero en vez de transporte, una especie de arrendamiento posmoderno.

La medida comenzará este mismo lunes y sólo aplicará a los contratos firmados a partir de este día. Quienes ya hayan firmado un documento anterior a esta fecha deberán esperar que venza el contrato para demandar la limitación del precio. Además, si los arrendatarios se niegan a cumplir con la legislación deberán pagar 5.000 euros si son personas físicas, y 15.000 euros si son empresas o sociedades.

“Los precios de los alquileres han aumentado más del 50% en los últimos 15 años en París, y de 1% entre 2015 y 2017”, explicó a la AFP Ian Brossat, adjunto en la alcaldía de París, encargado de las cuestiones relativas a la vivienda, según lo citado por Telefe. Asimismo, el valor del alquiler será fijado de acuerdo a un monto referencial para cada barrio de la capital francesa. Por ejemplo, los departamentos no podrán alquilarse a un costo de más del 20% por encima de este tope previamente designado por las autoridades.

Francia ya conoce la aplicación de este reglamento, cuando lo intentaron Lille, y también París, en el 2015, no llegó muy lejos y fue anulada por la justicia dos años y medio después. Los precios de los alquileres en este país son conocidos por ser uno de los más elevados de toda Europa. De acuerdo a un reporte del Deutsche Bank Market Research citado por Business Insider, indica que el precio de un departamento de dos dormitorios es de 2.100 euros mensuales.

Según dicho informe, París acumuló subidas de precios de un 50% entre 2005 y 2015. Como la situación parecía que se le escapaba de la manos al entonces gobierno de François Hollande, decidió tomar cartas en el asunto y aprobar la Ley Alur para lograr que bajen los precios y favorecer a los inquilinos. Sin embargo, la capital parisina no es la única que enfrenta los embates de los altos precios y de la llegada de la popular Airbnb.

Otras capitales europeas han decidido tomar medidas sobre el uso de esta plataforma digital basada en la economía cooperativa. Por ejemplo, han limitado el número de días para alquilar departamentos. En Berlín han decidido meterse un poco más y están ampliando los controles en los precios de estos alquileres. España tampoco se queda atrás. La municipalidad de Barcelona tuvo que inmiscuirse en la problemática para evitar alquileres ilegales. En esta región catalana los arriendos han aumentado en un 35% desde 2010.