Conflicto en Siria: la ONU exige la liberación de los 100 mil detenidos

El Consejo de Seguridad advirtió que todavía no pudo ubicar a los desaparecidos.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/2019/08/10/conflicto-en-siria-la-onu-exigen-la-liberacion-de-los-100-mil-detenidos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-10T09:59:12-03:00">agosto 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-10T11:07:24-03:00">agosto 10, 2019</time></a>

La jefa política de las Naciones Unidas, Rosemary Di Carlo, instó a las partes involucradas en la guerra civil de Siria a acatar el llamado del Consejo de Seguridad y liberar a todos los detenidos arbitrariamente, así como también proporcionar información a las familias sobre sus seres queridos. Según estiman los informes de dicho organismo internacional, hay más de 100 mil personas detenidas, secuestradas o desaparecidas. El principal responsable sería el propio gobierno sirio.

Di Carlo también admitió que la ONU está trabajando para verificar la ubicación de las personas desaparecidas o detenidas, pero hasta el momento, no ha podido acceder a los lugares de detención. Sin embargo, aseguró que la información obtenida proviene de fuentes corroboradas por la Comisión de Investigación sobre Siria, que fue autorizada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU al inicio del conflicto en el 2011, según consignó Infobae.

En el marco de una reunión abierta y con la aprobación del Consejo de Seguridad, Di Carlo también insistió en que se le haga lugar a la Corte Penal Internacional, algo que ya había solicitado el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres. En esa línea, recordó que la responsabilidad frente a las graves violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos “es fundamental para lograr y mantener una paz duradera en Siria”.

Solo en el 2018, el Comité Internacional de la Cruz Roja, encargado desde 1949 de supervisar y abordar el tema de las personas desaparecidas en conflicto, registró más de 65 mil desapariciones en diversos países. En esta oportunidad y estrictamente en relación con la situación de Siria, la reunión del Consejo, solicitada por Estados Unidos, les dio la oportunidad a las familias de los desaparecidos para hacerse escuchar.

Sin embargo, la Dra. Hala Al-Ghawi y Amina Khoulani, involucrados en las campañas de justicia por los detenidos sirios, criticaron el accionar de este organismo, ya que remarcaron su fracaso en poner fin a la guerra. Ante esto, instaron a los miembros del Consejo a adoptar una nueva resolución para presionar a las partes para que llevan adelante la guerra y conseguir así que se revelen los nombres de los desaparecidos y su actual paradero.

Por otro lado, el viceembajador ruso, Dmitry Polyansky, rechazó la proclamación de la ONU y señaló que se trata de “datos no verificados y extremadamente no objetivos sobres la situación de Siria”. Además, criticó a los países occidentales por haber convocado a una reunión y no proporcionar información sobre las personas detenidas o desaparecidas en las áreas controladas por la oposición.

“Hemos declarado en repetidas ocasiones que es inaceptable politizar las cuestiones humanitarias y de derechos humanos”, expuso, y agregó: “Sin embargo, una vez más estamos escuchando acusaciones contra una de las partes, las autoridades oficiales de Damasco, mientras que los terroristas se presentan como víctimas inocentes”. En una línea similar se posicionó el encargado de Negocios sirio, Louay Falouh, quien denunció que ni Estados Unidos o el Reino Unido tenían “derecho” a convocar una reunión del consejo, por lo que los acusó de imponer “medidas coercitivas unilaterales” al pueblo sirio, adoptar una “conducta inmoral” y explotar para su provecho el problema humanitario.